19.04.2016
Bruselas, 19 de abril 2016 – Los objetivos acordados mundialmente para frenar la epidemia de VIH para el año 2020 no se cumplirán si no se acelera dramáticamente la respuesta para combatir el VIH en África Occidental y Central, en donde la gente que vive con VIH sigue sufriendo innecesariamente y muriendo en silencio, advierte la organización médico humanitaria Médicos Sin Fronteras en un nuevo informe publicado hoy. 
 
MSF hace un llamamiento a las agencias de las Naciones Unidas, a los donantes europeos, el Fondo Mundial de la lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, y PEPFAR (Plan de Emergencia del Presidente para el Alivio del SIDA); al igual que a los gobiernos afectados y a la sociedad civil, para desarrollar e implementar un plan de acción rápida para extender el tratamiento antirretroviral (ARV) a países donde la cobertura alcanza a menos de un tercio de la población necesitada, especialmente en África Central y Occidental.
 
El reporte de MSF “Fuera de foco: cómo millones de personas en África Central y Occidental están siendo excluidas de la respuesta mundial contra el VIH”, explora las causas de las brechas de tratamiento en una amplia región que comprende 25 países, con estudios de caso detallados en tres contextos: República Centroafricana, República Democrática del Congo y Guinea
 
“La tendencia de los actores internacionales para centrarse en países con alta carga y ‘puntos calientes’ de VIH en el África subsahariana,  conlleva el riesgo de ignorar la importancia de cerrar la brecha de tratamientos en regiones con una baja cobertura antiretroviral. Las necesidades en África Central y Occidental siguen siendo enormes, con tres de cada cuatro personas que lo necesitan sin acceso a tratamiento de VIH, son 5 millones de las 15 millones de nuevas personas a nivel mundial que debían empezar su tratamiento para 2020”, dice el Dr. Eric Goemaere, referente de MSF sobre VIH. “El abandono continuo de la región es un error estratégico trágico: dejar al virus desatendido para que continúe su mortal labor en África Central y Occidental, pone en peligro el objetivo de frenar el VIH/sida a nivel mundial.”
 
Se considera que la región de África Central y Occidental tiene una prevalencia baja de VIH, con un 2.3% de la población que vive con el virus. Sin embargo, es tres veces la prevalencia a nivel mundial -0.8%- y se concentra en una región que tiene a más del 5% de su población viviendo con VIH, un umbral que define su elevada prevalencia.
 
A pesar de esta prevalencia engañosamente baja, está región representa una de cada cinco infecciones nuevas a nivel mundial, una de cada cuatro muertes relacionadas con el Sida, y cerca de la mitad de los niños que nacen con el virus. Esto se debe, en parte, a una baja cobertura de tratamiento antirretroviral que a duras penas llega al 24% de la población necesitada. 
 
El informe de MSF revela que en África Central y Occidental, las necesidades son subestimadas, y se le da poca prioridad al VIH como un problema de salud pública en la región. El camino para conseguir tratamiento para el VIH es una carrera de obstáculos para la gente que vive con VIH, puesto que hay barreras como el estigma, la escasez de herramientas de diagnóstico y medicamentos, los costos; y los servicios médicos inaccesibles y de mala calidad.
 
Las crisis recurrentes que siguen a los estallidos de violencia o epidemias son obstáculos existentes para el acceso al tratamiento del VIH. El informe recomienda cambios significativos en políticas y modelos de atención, que representan dos lecciones aprendidas del progreso en la lucha contra el VIH en diferentes lugares, al igual que acercamientos innovadores diseñados especialmente para ser aplicados en contextos con una baja cobertura de medicamentos ARV. 
 
“El cierre de las brechas de tratamiento en África Central y Occidental será ahora o nunca. Los países con una cobertura baja de antiretrovirales necesitan beneficiarse de las renovadas ambiciones a nivel mundial para acelerar la respuesta ante el VIH,” dice el Dr. Mit Philips, asesor de políticas en salud de MSF. “Pero no es realista pensar que pueden terminar con el mortal status quo por sí mismos. Si el objetivo mundial de vencer al VIH es serio, es hora de corregir un enfoque demasiado estrecho en la estrategia de vía rápida y, como una cuestión prioritaria y de emergencia, brindar los vitales antirretrovirales a algunas de las víctimas más olvidadas del VIH/Sida.”
 
 
 
La organización médico humanitaria internacional Médicos Sin Fronteras ha estado trabajando para combatir el VIH/Sida desde finales de los 90’s. Actualmente apoya el tratamiento de alrededor de 200,000 pacientes en 19 países, especialmente en África. Esto incluye programas y actividades de VIH en África Central y Occidental: República Democrática del Congo, Guinea, República Centroafricana, Chad, Níger y Mali; al igual que en otros países con una baja cobertura de ARV como Sudán del Sur, Yemen y Myanmar. 
 
El informe completo está disponible en inglés en: PDF iconhiv_full_report.pdf
 
Y en español lo encuentras acá: PDF icon vih_fueradefoco_2016.pdf
 
La región de África Central y Occidental se compone de 25 países: Benín, Burkina Faso, Burundi, Camerún, Capo Verde, República Centroafricana, Chad, Congo, Costa de Marfil, República Democrática del Congo, Guinea Ecuatorial, Gabón, Gambia, Ghana, Guinea, Guinea Bissau, Mali, Mauritania, Níger, Nigeria, Santo Tomé y Príncipe, Senegal, Sierra Leona y Togo.