03.07.2019
El Dr. Prince Alfani, coordinador médico de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Libia, ofreció la siguiente declaración hoy después del mortal ataque aéreo en un centro de detención para migrantes y refugiados en Trípoli, Libia, donde los equipos de MSF han proporcionado atención médica:
 
"El ataque aéreo de anoche al centro de detención de Tayura, del que se han reportado decenas de víctimas mortales entre los migrantes y refugiados que allí se encontraban, es una tragedia terrible que podría haberse evitado fácilmente.
 
En el momento del ataque, había más de 600 hombres, mujeres y menores en condiciones vulnerables atrapados en este recinto. Nuestros equipos visitaron el centro y se encontraron con 126 personas recluidas en la celda que luego sería alcanzada en el ataque.
Los que han sobrevivido están aterrorizados.
 
Esta no es la primera vez que migrantes y refugiados se ven atrapados en el fuego cruzado en Trípoli, con múltiples ataques aéreos sobre los centros de detención o en lugares cercanos a estos, desde que comenzó el conflicto en la capital a principios de abril. Hace apenas ocho semanas, en este mismo centro de Tayura, la metralla de una explosión atravesó el techo del hangar donde están las mujeres y estuvo a punto de alcanzar a un recién nacido.
 
Por cada persona evacuada o reasentada desde Libia en 2019, más de dos han sido devueltas por la fuerza a Libia por la Guardia Costera, a la que la UE apoya. 
 
Lo que es necesario ahora no es una inocua condena de estos hechos, sino la evacuación urgente e inmediata fuera de Libia de todos los refugiados y migrantes recluidos en los centros de detención de este país. La inacción y la complacencia se han saldado innecesariamente con las vidas de los refugiados y migrantes más vulnerables".
 
- Dr. Prince Alfani, coordinador médico de MSF en Libia