26.10.2020

Después de cuatro meses de atención a pacientes con COVID-19, en el ala norte de atención del polideportivo de la Universidad Autónoma de Honduras, la organización médico humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) anuncia el fin de actividades.

“Los equipos sanitarios, de higiene, salud mental y promoción de salud dieron un máximo esfuerzo para atender de manera integral a cada uno de los pacientes que estuvieron en el ala de atención. Mostraron resiliencia y dedicación, en especial cuando la capacidad hospitalaria estuvo desbordada en la ciudad”, comentó José Antonio Silva, coordinador de proyecto de MSF en Tegucigalpa.

El objetivo del ala de atención fue apoyar a las instituciones de salud para evitar el colapso del sistema de hospitalario y brindar servicios a pacientes con necesidad de oxígeno.

Después de acondicionar el ala de atención a pacientes severos con necesidad de oxígeno, el 13 de junio MSF comenzó sus actividades. Desde entonces, la organización médico-humanitaria asistió a un total de 139 pacientes, quienes recibieron atención médica, de salud mental y promoción de la salud, junto a sus familiares.

Durante la intervención, y como parte del enfoque médico integral de la atención en el polideportivo por parte de MSF, la organización realizó un total de 155 consultas psicológicas a pacientes y familiares. A los pacientes se les entregaron, además, unos kits de salud mental, que incluían actividades recreativas para que realizaran durante el tiempo que estuviesen hospitalizados. Ambas actividades resultaron cruciales para la recuperación de las personas que fueron admitidas.

“MSF aportó su amplia experiencia en emergencias, profesionales comprometidos con los pacientes y su recuperación. El trato digno, la conexión de familiares y pacientes, y el abordaje integral fueron cruciales para cumplir con los objetivos establecidos”, agregó Silva.

Tras una reducción del número de casos en la ciudad, así como un análisis positivo de la capacidad hospitalaria para la atención a pacientes con COVID-19, desde MSF tomamos la decisión de concluir las actividades en el polideportivo de la UNAH. Sin embargo, nuestra organización continuará con sus actividades regulares, las cuales integran a la fecha un importante componente de promoción de la salud referente a la enfermedad y mantienen una estrecha comunicación con las autoridades de salud respectivas.

 

 

Médicos Sin Fronteras (MSF) sigue comprometida desde hace 46 años en brindar apoyo médico humanitario a la población hondureña. La primera intervención de MSF en Honduras fue en 1974, en el contexto del huracán Fifí, y desde entonces hemos brindado atención, de manera independiente, neutral e imparcial, a la población en respuesta a variadas crisis que han afectado al país. Actualmente en Tegucigalpa brinda atención médica integral (médica, psicológica y de trabajo social) a sobrevivientes de violencia y violencia sexual. En Choloma brinda atención en salud sexual y reproductiva en la Clínica Materno Infantil de la ciudad.