22.05.2020

Médicos Sin Fronteras (MSF) continúa respondiendo a la pandemia de COVID-19 con la apertura de un centro de tratamiento para la enfermedad en Puerto Príncipe, la capital de Haití, para ayudar a proporcionar una respuesta coordinada al nuevo brote de coronavirus y fortalecer la capacidad del sistema de salud haitiano.

MSF ha adecuado el hospital Grands Brûlés en Drouillard, un barrio de la capital, para apoyar a los pacientes con casos positivos de COVID-19 con servicios de hospitalización y oxígeno, tras ser remitidos por el Ministerio de Salud Pública y Población.

El Centro de COVID-19 comienza sus actividades con una capacidad de 20 camas, pero puede acomodar hasta 45, a medida que el brote evolucione. Nuestra respuesta global a la COVID-19 se centra en tres ejes principales: apoyar a las autoridades sanitarias para que brinden atención a los pacientes con COVID-19; proteger a las personas vulnerables y en riesgo; y mantener en funcionamiento los servicios médicos esenciales.

El equipo de protección individual es escaso 

La pandemia de COVID-19 ha planteado numerosos desafíos para los sistemas de salud en todo el mundo. En Haití existe una escasez de equipos de protección individual, incluidos elementos cruciales como mascarillas y batas, así como herramientas médicas como lo son las pruebas para detectar la COVID-19.

"Estos desafíos, incluyendo la escasez de personal médico debido a restricciones de viaje, nos han obligado a reorientar nuestras actividades en el hospital Grands Brûlés y a depender de nuestro personal existente, que trabaja incansablemente para responder a esta emergencia", asevera Hassan Issa, Jefe de Misión de MSF en Haití.

Hemos realizado preparativos para prevenir la propagación de la COVID-19 en nuestras instalaciones médicas mediante el fortalecimiento del sistema de prevención y el control de infecciones, y trabajando para asegurar que haya equipos de protección individuales adecuados en existencia. Se han establecido espacios para realizar actividades de triaje y aislamiento en las estructuras de salud que gestionamos y en las que apoyamos en todo el país. Actualmente apoyamos a instalaciones médicas en Martissant, Port-à-Piment, Port Salut, Les Cayes, Croix-des-Bouquets y Gonaïves. 

Comunicación con las comunidades

MSF también está realizando campañas de comunicación por radio y redes sociales, y sesiones de capacitación para informar a las personas sobre las medidas preventivas para limitar la propagación de la enfermedad, que incluyen el distanciamiento físico, el lavado de manos adecuado y el uso de mascarillas reutilizables. 

 

MSF ha estado trabajando en Haití desde 1991, brindando atención médica a la población y respondiendo a desastres naturales y epidemias. Al mismo tiempo que lanzamos nuestro centro de tratamiento COVID-19 en Puerto Príncipe, continuaremos brindando atención médica regular en nuestras otras tres estructuras de salud en el país.