26.04.2016
Mientras MSF entregaba la petición, 2.500 flores fueron colocadas frente a las oficinas de Pfizer en representación del número de niños que mueren de neumonía cada día. 
 
En la víspera de la reunión anual de accionistas de Pfizer, la organización internacional humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) entregó los nombres de más de 372.000 personas que firmaron una petición exigiendo que las compañías farmacéuticas Pfizer y GlaxoSmithKline (GSK) reduzcan el precio de la vacuna de la neumonía a 5 dólares por niño en todos los países en vías de desarrollo y para organizaciones humanitarias.
 
A pesar de que existe una vacuna que puede prevenirla, la neumonía sigue siendo la mayor causa de muerte infantil en muchos países en desarrollo, matando casi un millón de niños por año. 
 
“Millones de bebés y niños pequeños alrededor del mundo no están protegidos contra la neumonía porque Pfizer y GSK ponen precios tan altos para la vacuna que muchos gobiernos y organizaciones humanitarias no pueden afrontar el gasto de vacunar a los niños” dijo el Dr. Greg Elder, coordinador médico de la Campaña de Acceso a los Medicamentos de Médicos Sin Fronteras. “Después de registrar ingresos por más de 30 mil millones de dólares sólo por la vacuna, estamos seguros que Pfizer y GSK pueden bajar los precios para que todos los países en vías de desarrollo puedan proteger a sus niños de esta enfermedad”.
 
MSF entregó la petición durante un acto en las puertas de las oficinas internacionales de Pfizer en Nueva York, donde docenas de personas colocaron flores. Se colocó una flor por cada niño que muere de neumonía en un día. 2500 flores, que representan a los niños que morirán sólo ese día, se apilaron en las puertas de Pfizer. Montones de papeles con los nombres de las más de 372.000 personas de 170 países que firmaron la petición de MSF se colocaron en un moisés vacío.
 
La petición exige a las dos compañías que fabrican la vacuna de la neumonía que bajen el precio a $5 dólares por niño (por las tres dosis). Dado que Pfizer ganó  más de 6 mil millones en ventas por esta vacuna sólo en el último año, los firmantes de la petición enviaron un mensaje claro al CEO, la junta directiva y los accionistas de Pfizer: la compañía no debería seguir priorizando sus ganancias de millones de dólares por sobre la vida de los niños.  
 
El año pasado, 193 gobiernos en la Asamblea Mundial de la Salud aprobaron una resolución emblemática demandando vacunas asequibles y mayor transparencia alrededor de los precios de las vacunas. Los gobiernos de más de 50 países subrayaron las crecientes inequidades causadas por la mayor carga financiera de las nuevas vacunas.
 
Muchos de ellos sostuvieron que el alto precio de las nuevas vacunas, como la de la neumonía, amenazaban su capacidad para mantenerlas en sus programas de inmunización de rutina o, directamente, les impedían introducirlas. Países como Argelia, Bosnia, Egipto, Indonesia, Jordania, Tailandia y Túnez, entre otros, expresaron que no pueden agregar la vacuna de la neumonía a sus calendarios por su alto costo. 
 
MSF ha vacunado contra la neumonía a niños atrapados en emergencias en República Centroafricana, Etiopía, Sudán del Sur, Uganda y otros países. Después de más de cinco años luchando para que Pfizer y GSK vendieran la vacuna a MSF a un precio asequible, MSF lanzó el año pasado su campaña para presionar a las compañías a reducir el precio de la vacuna de la neumonía a $5 por niño (por las tres dosis).
 
En 2015 MSF lanzó su reporte sobre precios de vacunas, La Vacuna Justa: Derribando las Barreras hacia Vacunas Adaptadas y Asequibles, que mostró que en los países más pobres es 68 veces más caro vacunar a un niño ahora que en 2001. Muchos países del mundo están imposibilitados de pagar nuevas y caras vacunas (como la de la neumonía). 
 
“Hemos visto morir a demasiados niños de neumonía, no vamos a parar hasta que sepamos que todos los países pueden pagar esta vacuna que salva vidas”, dijo Elder. “Es formidable ver que más de 372.000 personas alrededor del mundo se han unido a nosotros para decirles a Pfizer y GSK que deben bajar el precio de la vacuna para que las vidas de más niños puedan ser salvadas. ¿Para qué sirve una vacuna que salva vidas si las personas más vulnerables no pueden acceder a ella?”
 
Cada año, los equipos de MSF vacunan a millones de personas, tanto como respuesta a brotes de enfermedades como sarampión, meningitis, fiebre amarilla y cólera, como en actividades rutinarias de inmunización en proyectos donde se provee asistencia sanitaria a madres y niños. Sólo en 2014, MSF distribuyó más de 3.9 millones de dosis de vacunas y productos inmunológicos. MSF ha comprado la vacuna de la neumonía en el pasado para usarla en sus operaciones de emergencia.
 
MSF está ampliando su uso de la vacuna de la neumonía y otras vacunas con un foco particular en mejorar su trabajo en inmunización de rutina, así como de extender el conjunto de vacunas usadas en emergencias humanitarias. Para más información, visita afairshot.org