Médicos Sin Fronteras es una organización médico humanitaria internacional sin fines de lucro. Ayudamos a personas afectadas por epidemias, conflictos armados, desastres naturales y excluidas de la atención médica en más de 70 países. Conócenos. Más información
02.03.2021
El 23 de febrero se produjeron violentos enfrentamientos entre pandilleros alrededor de un hospital de atención para personas con quemaduras que Médicos Sin Fronteras (MSF) gestiona en el barrio de Drouillard, Puerto Príncipe, Haití. La violencia obligó al personal a trasladar a 21 pacientes del hospital a otro hospital de MSF, ubicado en el barrio de Tabarre de la ciudad, una vez que volvió la calma.
 
Los disparos en las inmediaciones del hospital de Drouillard obligaron a pacientes y cuidadores a buscar refugio en los terrenos del hospital el 23 de febrero. Nuestros equipos ya habían trasladado los servicios ambulatorios para pacientes con quemaduras al hospital de Tabarre 10 días antes, el 13 de febrero, tras una primera ola de violencia en Drouillard los días 8 y 10 de febrero.
 
Solo permanece abierto el servicio de urgencias del hospital de Drouillard, con capacidad reducida y limitado a la recepción de pacientes en urgencias con riesgo vital.
 
“La situación alrededor de nuestro hospital en Drouillard se ha deteriorado, tanto para los pacientes como para el personal”, explicó Aline Serin, jefa de misión de MSF en Haití. “Ante la recurrencia de esta violencia, hemos decidido trasladar a los y las pacientes de nuestro centro de quemaduras y servicios ambulatorios a nuestro hospital de trauma en Tabarre, con el fin de garantizar la protección del personal, la seguridad de nuestros pacientes y la continuidad de su atención”.
 
El hospital de MSF en Drouillard es el único centro especializado del país que se centra en el tratamiento de quemaduras graves.
 
“Lamentamos tener que trasladar a estos pacientes, porque nuestro hospital en Tabarre está muy ocupado con pacientes que sufren lesiones traumáticas”, dijo el Dr. Alain Ngamba, coordinador médico de MSF en Haití. "Pero en este momento, no es posible continuar con seguridad nuestras actividades de cuidado de quemaduras en Drouillard".
 
En este contexto de violencia crónica, hacemos un llamado al respeto de los establecimientos de salud para que los pacientes y el personal puedan acceder a ellos.