Loading Video...
23.09.2015

Muchas vidas se siguen perdiendo en el mar, en la parte trasera de los camiones y en los campamentos improvisados donde la gente vive en condiciones inaceptables.

"Los ministros de la Unión Europea se centran en números, pero se olvidan que las personas que llegan a los países de la UE no son números. Son personas con necesidades humanas como agua, alimentos, vivienda, atención médica y protección. Se deben proporcionar con urgencia lugares seguros a lo largo de las rutas migratorias y en los puntos de llegada. Incluso con este nuevo mecanismo de reubicación más ambicioso, la gente aún no tiene más remedio que arriesgar sus vidas para llegar a Europa. La UE debe reemplazar a los contrabandistas con alternativas seguras y legales".

- Aurelie Ponthieu, Asesora Humanitaria de MSF sobre Desplazamiento