Loading Video...
30.08.2015
Entre enero y julio de este año, 18.600 refugiados han llegado a la isla de Kos en barco desde Turquía. La mayoría de ellos están huyendo de la guerra y la violencia en Siria, pero muchos también vienen de Afganistán, Irak, Irán y Pakistán.
 
En Kos, no existe un sistema adecuado para recibir a estas personas, lo que ha dado lugar a escenas caóticas en las que muchos recién llegados se ven obligados a dormir en lugares públicos o en el hacinado y abandonado hotel Captain Elias, que carece de servicios básicos. El estado no proporciona refugio adecuado, instalaciones de higiene, atención básica de salud, protección o comida. Un barco de cruceros presta actualmente registro, alojamiento y transporte hacia Atenas, pero sólo para los sirios, y sólo temporalmente.
 
Los equipos de MSF están proporcionando atención médica, apoyo de agua y saneamiento, refugio, artículos no comestibles y apoyo psicológico a los refugiados en la isla. MSF insta al Estado griego a que, con el apoyo de la UE, garantice la provisión de un sistema de recepción y tránsito adecuado para todas las personas que llegan a Kos.
 
 

Entradas relacionadas