07.12.2018
Nuestros equipos están presenciando un aumento en la mortalidad de los niños con desnutrición en Masisi, un área aislada de Kivu Norte, en la República Democrática del Congo, donde la violencia generalizada está restringiendo el acceso de las personas a la atención médica.
 
En los últimos dos meses la tasa de mortalidad en las instalaciones médicas que apoyamos pasó de 6.4 por ciento a 8 por ciento. "La inseguridad está terminando con las actividades rurales y hace que las familias huyan para buscar seguridad", explicó Ahmosi Twengererwe Bembeleza, supervisora de enfermería de una clínica móvil. 
 
“Cuando las personas pierden sus tierras y pertenencias, a menudo también pierden la capacidad de alimentar a sus hijos. Con mucha frecuencia, las personas evitan viajar a los centros de salud debido al temor de ser robados o atacados. Como resultado, más niños con desnutrición acuden a nuestros centros de alimentación terapéutica en una etapa avanzada de la enfermedad y, cuando su situación es demasiado crítica, incluso nuestra mejor atención no es suficiente ", concluyó.
 
Abarishimana, madre de gemelos, explicó su situación a los médicos de MSF en una de las clínicas móviles. “Un día saquean un pueblo, al día siguiente otro, y así sucesivamente. Cuando di a luz a estos gemelos, se enfermaron. ¿Recuerdas cómo se veían la primera vez que los traje aquí? Estaba muy avergonzada".
 
"La tierra es muy fértil en este lugar y, en circunstancias normales, no debería haber un problema grave de desnutrición", continuó Bembeleza, "pero las personas a menudo se preocupan por cultivar sus campos, o se dan cuenta de que lo poco que pueden cultivar es robado o quemado".
 
Pero la inseguridad no es el único factor preocupante. En julio, los equipos de MSF registraron un aumento en el número total de niños con desnutrición que llegaron para recibir tratamiento a los centros de salud apoyados por la organización. Esto se debió a una interrupción en el suministro de Plumpy'Nut (un alimento terapéutico utilizado en el tratamiento de la desnutrición) en los centros de salud circundantes que no son apoyados por MSF. 
 
Cuando estos centros de salud se quedaron sin suministros, las familias no tuvieron otra opción que llevar a sus hijos con MSF. "Desafortunadamente, los problemas relacionados con los suministros no son nuevos, sino recurrentes", explica Ahmed Tijany Deh, director de servicios de enfermería de las clínicas móviles de MSF.
 
 
MSF trabaja en Masisi desde 2007, brindando apoyo al Hospital General de Referencia, al Centro de Salud de Masisi y al Centro de Salud de Nyabiondo. En estos centros, nuestros equipos brindan servicios gratuitos de atención primaria y secundaria (cirugía, medicina interna, ginecología, maternidad, pediatría, neonatología, gestionan un proyecto nutricional, atienden casos de violencia sexual, dan servicios de salud mental, tratamiento para el cólera y un servicio de ambulancia de emergencia). 
 
En MSF también organizamos visitas en clínicas móviles para llegar a las comunidades que se encuentran en lugares remotos, para brindarles asistencia rápida y flexible. Nuestros equipos móviles también están trabajando para atender casos de malaria y de violencia sexual; además de brindar servicios de planificación familiar.
 
La provincia de Kivu Norte está sufriendo una violencia extrema que ha continuado desde las guerras del Congo en la década de los 90’s.