Médicos Sin Fronteras es una organización médico humanitaria internacional sin fines de lucro. Ayudamos a personas afectadas por epidemias, conflictos armados, desastres naturales y excluidas de la atención médica en más de 70 países. Conócenos. Más información
04.12.2020

En Médicos Sin Fronteras (MSF) hemos tomado la difícil decisión de finalizar la mayor parte de nuestro apoyo a los servicios médicos en Kimbi y Baraka en el territorio de Fizi, en la provincia de Kivu Sur en el este de la República Democrática del Congo (RDC). Esta decisión se produce tras la retirada de la mayoría del personal de MSF del territorio de Fizi en julio, tras varios incidentes violentos contra nuestros equipos en 2020.

“Con gran tristeza llegamos a la difícil decisión de finalizar gran parte de nuestro apoyo”, dijo Ellen van der Velden, gestora de operaciones de MSF. “No es una decisión tomada a la ligera. Pero después de varios incidentes de seguridad de nuestro personal en el territorio de Fizi, la previsibilidad de nuevos incidentes y posibles daños graves adicionales a nuestro personal ha alcanzado un umbral que no podemos aceptar ".

La actividad cada vez mayor de los grupos criminales y armados en el este de la República Democrática del Congo ha provocado violencia y ataques continuos contra civiles en una escala espantosa, incluyendo asesinatos selectivos y actos horribles de violencia, incluida la violencia sexual. Esto ha tenido un impacto devastador en las personas y sus comunidades, alterando los medios de vida y desplazando a millones de personas. Además, ha habido numerosos ataques contra organizaciones nacionales e internacionales, incluso en el territorio de Fizi.

"A pesar de nuestros mejores esfuerzos para garantizar la seguridad de nuestro personal y pacientes, no podemos aceptar estos actos criminales en nuestra contra”, continuó van der Velden. “Tenemos que adaptar la asistencia médica que podemos brindar en este contexto tan violento e inseguro. La población de la República Democrática del Congo es la más afectada. Hacemos un llamado a todas las partes involucradas a que protejan a la población civil y respeten el acceso de los actores humanitario".

En Kimbi, donde desde Médicos Sin Fronteras hemos brindado apoyo a los servicios de salud durante nueve años, cederemos todas las actividades al Ministerio de Salud. En Baraka, donde estamos presentes desde hace 17 años, la mayoría de las actividades se entregarán al Ministerio de Salud. En MSF mantendremos una pequeña cantidad de servicios para garantizar el tratamiento continuo durante los próximos seis meses para los y las pacientes con VIH y tuberculosis que actualmente reciben atención, incluyendo el apoyo a los servicios de laboratorio y el apoyo a los trabajadores de salud que brindan atención en comunidades sin acceso a las clínicas del Ministerio de Salud. 

Médicos Sin Fronteras sigue comprometida con la población de la República Democrática del Congo, Kivu Sur y el territorio de Fizi. En Kimbi y Baraka, continuaremos brindando apoyo al personal del Ministerio de Salud y donaremos medicamentos durante el primer trimestre de 2021. Mientras tanto, un equipo de personal clave permanecerá presente en Bukavu para explorar nuevos modelos de atención para ayudar a las personas que necesitan asistencia médica y humanitaria en Kivu Sur.

Además, seguiremos brindando apoyo en otras partes de Kivu Sur, con nuestro proyecto regular en Kalehe, y monitoreando y respondiendo a emergencias.

Los equipos de Médicos Sin Fronteras (MSF) siguen trabajando en 21 de las 26 provincias de la República Democrática del Congo, incluidas Kivu Sur y Maniema, brindando una amplia gama de servicios que incluyen atención médica general y especializada, servicios de nutrición, vacunación, cirugía, atención pediátrica y apoyo a las víctimas de violencia sexual, así como actividades para el tratamiento y prevención del VIH / SIDA, tuberculosis (TB), sarampión, cólera y Ébola. Seguimos monitoreando y respondiendo a las necesidades médicas humanitarias en Kivu Sur.