15.08.2019

 

  • Aprobada como parte de un régimen de tratamiento más corto y listo para usar, la pretomanida, un nuevo medicamento, podría ayudar a aumentar la tasa de curación de las personas con tuberculosis (TB) extremadamente resistente a los medicamentos, que está en un abismal 34 por ciento.
     
  • La pretomanida, el tercer nuevo medicamento contra la tuberculosis aprobado en más de medio siglo, fue desarrollado por la Alianza Alto a la Tuberculosis (TB Alliance), una organización sin fines de lucro financiada por gobiernos y fuentes filantrópicas.
     
  • MSF pide a la Alianza Alto a la Tuberculosis que cumpla con su mandato de proporcionar el medicamento a un precio asequible: cuando se trata de personas con formas resistentes de TB, es una cuestión de vida o muerte.

 

Médicos Sin Fronteras (MSF) acoge con beneplácito la aprobación por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) de un régimen combinado que contiene un nuevo medicamento, la pretomanida, para el tratamiento de la tuberculosis extremadamente resistente a los medicamentos (TB-XDR).

Al ser el tercer nuevo medicamento desarrollado para la tuberculosis en más de medio siglo, y el primero desarrollado como parte de un régimen de tratamiento listo para ser usado, la aprobación de la pretomanida representa otra herramienta potente para abordar formas de la TB resistentes a los medicamentos que son difíciles de tratar.

El medicamento debe ser asequible para todas las personas que lo necesitan, especialmente al tener en cuenta las importantes aportaciones de los contribuyentes y filántropos que se utilizaron para su desarrollo.

El régimen de tres médicamentos (BPaL: bedaquilina + pretomanida + dosis altas de linezolid) fue aprobado para pacientes adultos con TB- XDR, con una intolerancia al tratamiento, o tuberculosis pulmonar multirresistente a medicamentos o intolerante al tratamiento. El nuevo régimen podría acortar drásticamente la duración del tratamiento a seis meses, reducir en gran medida la cantidad de píldoras requeridas, y ayudar a aumentar las tasas de curación de la TB-XDR a partir de la cifra histórica y abismal del 34 por ciento.

Aunque el nuevo régimen será más corto y más sencillo de administrar, el optimismo en torno al  BPaL se equilibra con la necesidad de un monitoreo intensivo de los efectos secundarios de las altas dosis requeridas de linezolid.

 

Se están realizando ensayos clínicos separados por parte de MSF y la Alianza Alto a la Tuberculosis para evaluar más a fondo los regímenes que contienen pretomanida, para tratar de identificar opciones de tratamiento futuras más seguras.

"El tratamiento para la TB- XDR ha sido terrible desde que se descubrió esta forma de la enfermedad", explicó Jay Achar, especialista en enfermedades infecciosas y asesor médico sobre TB en MSF. “Tener acceso a regímenes de tratamiento efectivos dará a las personas la esperanza de una cura, y los programas de ayuda limitarán la transmisión de esta bacteria mortal. A pesar de que aún se necesitan regímenes más seguros y simplificados, la duración más corta del tratamiento de este nuevo régimen es un paso importante en la dirección correcta ".

La pretomanida fue desarrollada por la Alianza Alto a la Tuberculosis, una organización sin fines de lucro financiada por gobiernos (por ejemplo: Australia, Alemania, el Reino Unido y los EE. UU.) y fuentes filantrópicas, con la expectativa de que la organización se mantenga fiel a su misión declarada, que está "dedicada al descubrimiento, desarrollo y suministro de mejores medicamentos contra la tuberculosis, de acción más rápida y asequibles, que estén disponibles para quienes los necesitan".

Además, la Alianza Alto a la Tuberculosis se le entregará un comprobante de revisión de prioridad de enfermedades tropicales (PRV, por sus siglas en inglés)*, que podría vender por una cantidad significativa: los PRVs han sido vendidos con anterioridad en cifras desde 67 hasta 350 millones dólares.

MSF llama a la Alianza Alto a la Tuberculosis a que use esta recompensa financiera para asegurar que el medicamento sea registrado y se ponga a disponibilidad del público rápidamente y aun precio asequible.

 

"Este régimen recientemente aprobado que contiene pretomanida podría salvar la vida de las personas con TB-XDR, pero aún no es hora de celebrar", aseveró Sharonann Lynch, asesora de políticas sobre VIH y TB para la Campaña de Acceso de MSF. “La aprobación de este nuevo régimen por parte de la FDA de los EE. UU. es solo el primer paso. Ahora necesitamos que la pretomanida esté registrada y sea puesta a disponibilidad a un precio asequible en todos los países, priorizando a aquellos con las mayores cargas de TB ".

En abril de este año, la Alianza Alto a la Tuberculosis otorgó la primera licencia a la corporación farmacéutica estadounidense Mylan para fabricar, registrar y suministrar la pretomanida.

Hasta la fecha, la Alianza Alto a la Tuberculosis y Mylan no han hecho público el precio de la pretomanida. Se ha estimado que las versiones genéricas de este medicamento podrían producirse y venderse con una ganancia de entre US $ 0.36 y US $ 1.14 por día.

Los precios globales más bajos para los otros dos medicamentos en el régimen, la bedaquilina y el linezolid, ya están en alrededor de US $ 3 por día; las personas que necesitan este régimen de tratamiento tendrían que tomarlo durante seis meses, lo que equivale a un precio total de  $548 dólares, sin considerar el precio adicional de la pretomanida.

MSF ha pedido que el tratamiento de la TB resistente a los medicamentos no supere los 500 dólares por persona para un curso de tratamiento completo.

Pero cuatro meses después, ni Mylan ni la Alianza Alto a la Tuberculosis han hecho público el acuerdo de licencia, a pesar de los llamados de la sociedad civil para que sean transparentes en lo que respecta a los términos y condiciones que finalmente afectarán el acceso de las personas a este medicamento a nivel mundial.

 

Se espera que Mylan introduzca la pretomanida al mercado en enero de 2020. Sin embargo, esto depende de la orientación de la Organización Mundial de la Salud sobre el uso del medicamento y de la solicitud de registro de Mylan en países con la mayor carga de TB-DR.

La Alianza Alto a la Tuberculosis y Mylan no deben desaprovechar esta oportunidad. Deben cumplir con el mandato de la Alianza Alto a la Tuberculosis de brindar un tratamiento asequible, razón por la cual recibieron el apoyo del gobierno y fondos filantrópicos que se destinaron al desarrollo de la pretomanida y esta combinación de fármacos; y proporcionar el medicamento a un precio asequible, porque cuando se trata de personas con formas resistentes de TB, se trata de una cuestión de vida o muerte”, dijo Lynch.

La pretomanida es parte de la misma clase de medicamentos (nitroimidazoles) que la delamanida, uno de los otros dos medicamentos contra la tuberculosis que fueron aprobados en el último medio siglo, y desarrollado por la corporación farmacéutica Otsuka. La delamanida está plagada de problemas de acceso: el medicamento está patentado en muchos países hasta 2023, incluso en India, y el precio de un curso de tratamiento de seis meses sigue siendo muy alto (el precio global más bajo es de $1,700 dólares estadounidenses), y muchas personas necesitan el medicamento por hasta 20 meses, elevando aún más el precio. Si la pretomanida es asequible en comparación con la delamanida, tiene el potencial de generar competencia y reducir los precios de este tipo de medicamentos.

 

*Priority Review Voucher (PRV)

Bajo el programa de vales de revisión de prioridad para enfermedades olvidadas (PRV), cuando la FDA aprueba un producto elegible para enfermedades olvidadas -sea medicamento o vacuna, el desarrollador recibe un PRV. Éste se puede usar para acelerar la revisión por parte de la FDA de cualquiera de los medicamentos o vacunas del desarrollador. Alternativamente, el desarrollador puede optar por vender su cupón a otra entidad, como se hizo anteriormente por hasta 350 millones de dólares estadonunidenses.

 

Sobre la Tuberculosis resistente a medicamentos

La tuberculosis es una enfermedad antigua y la principal causa de muerte por enfermedades infecciosas en todo el mundo, el 95 por ciento de estas muertes se presentan en los países en desarrollo. La epidemia de TB es exacerbada por el aumento de la TB resistente a los medicamentos (TB-DR), declarada en 2014 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una emergencia de salud mundial. Se estima que 558,000 personas desarrollaron TB-DR en 2017. Las formas altamente resistentes de la enfermedad son particularmente difíciles de tratar: en 2015 solo el 34 por ciento de las personas con TB extremadamente resistente a los medicamentos (TB- XDR) fueron tratadas con éxito.

Actualmente, la OMS recomienda un tratamiento de entre 18 y 20 meses para la TB-DR, que cuenta con regímenes de cuatro medicamentos que combinan la bedaquilina y el linezolid con medicamentos más antiguos y reutilizados para la enfermedad. Desafortunadamente, a pesar de las recomendaciones actualizadas de la OMS, muchos países no han implementado estas nuevas recomendaciones y los pacientes continúan recibiendo regímenes antiguos y tóxicos, que contienen agentes inyectables que causan efectos secundarios graves. El BPaL (bedaquilina + pretomanida + dosis altas de linezolid), un régimen más corto y simplificado, por lo tanto, podría mejorar sustancialmente el tratamiento de la TB-XDR.

 

MSF y la tuberculosis

MSF ha estado involucrada en la atención de la tuberculosis durante 30 años, a menudo trabajando junto a las autoridades sanitarias nacionales para tratar a personas en una amplia variedad de entornos, incluyendo zonas de conflicto crónico, barrios urbanos marginales, cárceles, campos de refugiados y áreas rurales. En 2018, MSF proporcionó tratamiento contra la tuberculosis a 19,400 personas, incluidas 2,840 con formas de tuberculosis resistentes a los medicamentos. A partir de septiembre de 2018, en los proyectos de MSF en 14 países, más de 2,000 personas han sido tratadas con otros medicamentos más nuevos, incluidos 633 con delamanida, 1,530 con bedaquilina y 227 con una combinación de ambos medicamentos.

 

 

MSF y el BPaL

Además de proporcionar tratamiento para la TB-DR en diversos entornos, MSF está realizando investigaciones junto a organizaciones socias para desarrollar la base de evidencia sobre el valor terapéutico de los nuevos tratamientos para la TB-DR. En 2017, MSF lanzó el ensayo TB PRACTECAL (ClinicalTrials.gov Identifier: NCT02589782), un ensayo adaptativo aleatorio, controlado, multicéntrico, Fase II / III para evaluar la seguridad y la eficacia de los regímenes de seis meses que contienen bedaquilina, pretomanida y linezolid (dosis estándar) con o sin moxifloxacina o clofazimina, para el tratamiento de adolescentes y adultos con TB multirresistente (MDR) o TB- XDR.

Este ensayo debería ayudar a reportar cuáles combinaciones de regímenes basados en bedaquilina, linezolid y pretomanida son efectivas y seguras para el tratamiento de la TB-MDR. El ensayo está patrocinado por MSF y se realiza en siete lugares en Bielorrusia, Sudáfrica y Uzbekistán. Se esperan resultados de este ensayo a principios de 2022.