Médicos Sin Fronteras es una organización médico humanitaria internacional sin fines de lucro. Ayudamos a personas afectadas por epidemias, conflictos armados, desastres naturales y excluidas de la atención médica en más de 70 países. Conócenos. Más información
27.07.2021
La Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi), Médicos Sin Fronteras (MSF), la Fundación para la Obtención de Medios de Diagnóstico Innovadores (FIND) y el Grupo de Acción de Tratamiento unen fuerzas para abordar una injusticia 'silenciosa' en materia de salud pública: las continuas disparidades en el acceso a los diagnósticos y tratamientos para el virus de la hepatitis C (VHC) en los países de ingresos bajos y medios, donde vive el 75% de las personas que padecen esta enfermedad viral.
 
La 'Asociación para el Control y el Tratamiento de la Hepatitis C' (Hepatitis C PACT, como se le ha llamado en inglés), fomentará un entorno propicio para las pruebas y el tratamiento del VHC en los países de ingresos bajos y medios mediante la implementación de curas totalmente orales, la ampliación de las pruebas comunitarias para encontrar a millones de personas que faltan por diagnosticar y abordar los desafíos financieros internos que impiden el lanzamiento de programas nacionales. También abordará las barreras de acceso y patentes que impiden alcanzar los objetivos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para controlar la hepatitis C para 2030. 
 
A través de su experiencia acumulada e independencia, la nueva colaboración construirá colaboraciones con países y grupos comunitarios y de la sociedad civil, y desarrollará pruebas para apoyar ambiciosos programas de pruebas y tratamiento, a la vez que aborda los obstáculos de financiación para el VHC.
 
“Invertir en enfoques de asociaciones de salud pública, como en el caso de la hepatitis C, salva las vidas de las personas, ahorra costos en los presupuestos nacionales, resulta rentable y muestra un retorno significativo de la inversión”, asevera el Dr. Noor Hisham Abdullah, Director General de Salud del Ministerio de Salud de Malasia.
 
Nuestras organizaciones ya tienen un historial exitoso en el apoyo a programas de prueba y tratamiento en 'países pioneros', como Camboya, India y Malasia. Hepatitis C PACT hará un mejor uso de la capacidad estratégica de los países para aumentar el acceso a la atención del VHC en todo el mundo.
 
“En Malasia, tenemos una asociación de colaboración entre el gobierno, las organizaciones no gubernamentales y la sociedad civil para llegar a las 400,000 personas que viven con hepatitis C en nuestro país”, dice Abdullah. "Hemos demostrado que podemos marcar la diferencia con un financiamiento sostenido, implementando pruebas de diagnóstico más simples y garantizando el acceso a los mejores precios para los tratamientos". 
 
El VHC puede provocar enfermedad hepática crónica, cirrosis, cáncer y la muerte. De los 58 millones de personas con una condición crónica por el VHC, se estima que 9,4 millones se han curado eficazmente. Doce países de ingresos bajos y medios representan la mitad de quienes han tomado tratamiento y un solo país, Egipto, trata a 4,4 millones de personas.
 
“MSF trabaja con el Ministerio de Salud de Camboya desde 2016 para permitir el acceso al tratamiento, simplificar la atención de la hepatitis C e integrar este modelo en los servicios de salud de rutina”, dice Mickaël Le Paih, jefe de misión de MSF en Camboya. “La tasa de curación de miles de pacientes se mantuvo por encima del 97 por ciento para los pacientes tratados en clínicas de nivel terciario o centros de atención primaria".
 
 
 
 
“Hemos demostrado a través de nuestra colaboración con el Departamento de Control de Enfermedades Transmisibles de Camboya y a través de informes revisados ​​por pares, que dicho modelo de atención al VHC permite una rápida ampliación y, al mismo tiempo, mantiene una alta calidad de atención, principalmente brindada por personal de enfermería capacitado”, dice Le Paih. "Las enfermedades transmisibles como el VHC se pueden controlar mediante el apoyo a los programas de respuesta estatales".
 
Hepatitis C PACT abordará cuatro de las áreas clave responsables de una tasa tan baja de acceso a las pruebas y al tratamiento, concentrándose en aumentar el acceso tanto a las pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) como a los medicamentos de nueva generación contra la hepatitis C, llamados antivirales de acción directa (AAD). Los tratamientos con AAD pueden curar a las y los pacientes en un plazo de dos a seis meses, pero las versiones no genéricas tienen un precio muy elevado.
 

La colaboración se centrará en:

  1. Sensibilizar a los responsables de la toma de decisiones: El conocimiento sobre cómo controlar el VHC es insuficiente entre los hacedores de políticas y líderes. La colaboración generará evidencia sobre el diagnóstico de la hepatitis C y su enlace a un tratamiento, incluyendo la salud sexual, abogacía por un cambio político, educación comunitaria y aumentará la sensibilización sobre la posibilidad de controlar la enfermedad. 
  2. Desarrollar mecanismos de financiación para las estrategias relacionadas a las hepatitis virales: actualmente no hay suficiente financiamento nacional y mundial para el control del VHC. Un nuevo grupo de trabajo de financiamiento compuesto por representantes de más de una docena de organismos, identificará y diseñará mecanismos de financiamiento sostenibles para AAD y diagnósticos con el fin de apoyar y catalizar recursos mundiales y domésticos en países prioritarios. 
  3. Respaldar el diagnóstico simplificado de la hepatitis viral: es necesario simplificar el diagnóstico de la infección crónica por hepatitis C. Se dará prioridad al desarrollo de herramientas de diagnóstico sencillas y asequibles que permitan la descentralización de las estrategias de pruebas masivas. 
  4. Apoyar el acceso a los tratamientos de AAD simples y asequibles para el VHC en países de ingresos bajos y medios con alta carga de enfermedad: a pesar de los descensos, los precios de los AAD son generalmente demasiado altos para respaldar la ampliación a gran escala del tratamiento. La asociación mejorará el acceso a los AAD aprobados por la OMS utilizando un enfoque exitoso de asociación público-privada implementado recientemente en Malasia para la aprobación de ravidasvir, un nuevo AAD. 
 
Hepatitis C PACT se pone en marcha con el financiamiento de la iniciativa Transformational Investment Capacity (Capacidad de Inversión Transformacional, en español) de MSF, con el objetivo de aumentar el acceso al tratamiento para pacientes con VHC en países de ingresos bajos y medios.