Médicos Sin Fronteras es una organización médico humanitaria internacional sin fines de lucro. Ayudamos a personas afectadas por epidemias, conflictos armados, desastres naturales y excluidas de la atención médica en más de 70 países. Conócenos. Más información
22.04.2015

La pasada noche y esta misma mañana han tenido lugar nuevos enfrentamientos entre grupos armados en Malakal. Los combates en esta ciudad, situada en el estado de Alto Nilo, al noreste de Sudán del Sur, han provocado el desplazamiento de unas 900 personas que han buscado refugio en el espacio de Protección de Civiles (PoC) de la Misión de Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS).

Dos personas han muerto y, en estos momentos, se desconoce el número de heridos. Aunque Médicos Sin Fronteras (MSF) no ha atendido heridos en el hospital del PoC de Malakal, dada la tensión imperante en la zona, la organización médico-humanitaria está preparada para una posible afluencia de pacientes.

Desde comienzos de abril, los enfrentamientos han causado la huida de cerca de 4.600 personas de Malakal hacia el espacio de Protección de Civiles. Con esta nueva llegada de desplazados, son ya 25.000 el número total de personas refugiadas en el PoC.

Estos últimos flujos de desplazados agravan la situación de la población que ya vive en este centro con recursos limitados.

En estos momentos, la situación en la ciudad de Malakal sigue siendo extremadamente volátil y es previsible que los enfrentamientos continúen en las próximas horas. Los equipos de MSF se han visto obligados a suspender hoy algunas de sus actividades externas desarrolladas en zonas remotas donde se también se aglutinan bolsas de desplazados internos.

MSF insta a todas las partes en conflicto a respetar y facilitar el acceso de la asistencia humanitaria para las personas afectadas por el conflicto de Sudán del Sur.