14.01.2020

Después de 8 años de responder activamente a las necesidades médicas de las personas en Yida y sus alrededores, en el norte de Sudán del Sur, en Médicos Sin Fronteras hemos cedido nuestro proyecto en Yida -donde brindamos apoyo al departamento para pacientes ambulatorios del Centro de Atención Médica Primaria de Yida- al Ministerio de Salud y sus socios el 31 de diciembre.

MSF llegó a Yida en diciembre del 2011 respondiendo a la crisis humanitaria generada por la afluencia de aproximadamente 65,000 refugiados que huyeron del conflicto en Kordofan del Sur. Ahora, ocho años después, la situación ha evolucionado y se ha estabilizado, y hemos estado trabajando junto al Ministerio de Salud para facilitar el traspaso de las actividades médicas y asegurar una buena transición de servicios para el beneficio de la comunidad de Yida y su población de refugiados.

MSF ha estado brindando servicios de atención médica primaria, pruebas y tratamiento para la malaria, vacunaciones de rutina, y derivaciones a hospitales. Además de capacitar al personal del ministerio de salud que trabajará en las instalaciones, hemos donado equipamiento médico y medicamentos para apoyar la continuidad de las actividades médicas.

“Traspasar el proyecto de Yida no fue una decisión que MSF tomó fácilmente” asevera Lisa Jones, coordinadora adjunta del proyecto. “En nuestros ocho años de servicio a la comunidad de Yida, hemos brindado servicios de atención médica a miles de personas, reduciendo así la mortalidad en los niños menores de 5 años al proporcionar una respuesta ante brotes epidémicos y servicios de vacunación."

Durante nuestra estancia en Yida, hemos sido uno de los principales proveedores de atención médica en el área. El pico de la respuesta de MSF a la afluencia de refugiados empezó en 2012, cuando establecimos un departamento para pacientes hospitalizados y ambulatorios, otro departamento para pacientes con desnutrición, brindamos respuesta a brotes epidémicos, realizamos campañas masivas de vacunación y actividades para asegurar el acceso al agua potable.

“Aunque fue difícil, la decisión nos dio la libertad de reflexionar y priorizar nuestros recursos, así podemos estar listos para responder a cualquier emergencia futura que se pueda suscitar en Sudán del Sur” dice Jones. “Apreciamos la colaboración del Ministerio de Salud y sus socios en estos años, y agradecemos su disposición para gestionar estas actividades médicas ambulatorias en Yida en el futuro."

En ocasiones, MSF cierra o traspasa sus proyectos de acuerdo a las cambiantes necesidades médicas y humanitarias, y según los recursos disponibles. De cualquier forma, ceder un proyecto no implica que finalicen las actividades de Médicos Sin Fronteras en el país; seguimos comprometidos a proporcionar ayuda a las personas en Sudán del Sur y somos un proveedor activo de servicios médicos de emergencia en todo el país. 

MSF es uno de los principales proveedores de ayuda médica y humanitaria en Sudán del Sur. Con más de 16 proyectos en el país, MF brinda asistencia médica de forma neutral, independiente e imparcial a todas las personas que más la necesitan y sin importar su afiliación política, raza o etnia. MSF trabaja en la región que hoy constituye la República de Sudán del Sur desde 1983. Tan sólo en 2018, MSF realizó 1,157,900 pacientes ambulatorias en todo el país.