08.02.2019
En Médicos Sin Fronteras estamos satisfechos con la decisión del Tribunal de Revisiones, que desmantela el sistema acusatorio propuesto por el Fiscal de Catania, al considerar que no había tráfico ilícito de residuos en el barco de búsqueda y rescate Aquarius. 
 
Una vez más, se ponen al descubierto las acusaciones desproporcionadas e infundadas contra los buques humanitarios como lo que son: intentos obstinados de detener a toda costa las acciones de rescate en el mar; sin consideración alguna por las consecuencias de esta campaña de criminalización en las vidas de las personas, ahora abandonadas a su suerte en un mar Mediterráneo que ha sido desprovisto de botes de rescate, con el riesgo de hundirse sin testigos o de ser devueltos a Libia.
 

Entradas relacionadas