Médicos Sin Fronteras es una organización médico humanitaria internacional sin fines de lucro. Ayudamos a personas afectadas por epidemias, conflictos armados, desastres naturales y excluidas de la atención médica en más de 70 países. Conócenos. Más información
06.12.2021

En Yemen, cientos de personas con heridas de metralla son atendidas en el hospital de traumatología de Mocha.

Los equipos de Médicos Sin Fronteras (MSF) han atendido a 163 pacientes con lesiones de metralla, de explosiones y otras heridas relacionadas con el conflicto, en nuestro hospital de traumatología en Mocha, Yemen, entre el 8 y el 28 de noviembre.  

El conflicto en el área se ha intensificado considerablemente, lo que genera preocupaciones urgentes por la salud y la seguridad de las personas, así como por la capacidad del sistema de salud para hacer frente a la afluencia de lesiones relacionadas con el conflicto.   

“Hemos respondido a dos eventos de víctimas masivas en las últimas semanas”, dice Miodrag Jevtovic, jefe de misión de MSF en Aden. “En cada caso, más de 30 pacientes llegaron en un corto periodo de tiempo desde regiones en la línea del frente, y hemos expandido nuestra capacidad para asegurarnos de seguir intentando hacer frente a las grandes afluencias de pacientes con heridas de guerra”.  

“Pero otras instalaciones médicas cercanas a las áreas de la línea del frente también nos dicen que se han visto abrumadas por el número de pacientes admitidos”, dice Jevtovic. 

Cuando el conflicto se intensificó a mediados de noviembre, el equipo de MSF comenzó a responder a una gran afluencia de pacientes con heridas. Del 12 al 13 de noviembre, los equipos recibieron 34 personas heridas en dos días y los equipos quirúrgicos trabajaron las 24 horas para realizar 20 cirugías en un solo día. 

La semana siguiente, una segunda afluencia masiva de 45 pacientes llegó al hospital, incluyendo a siete en condición crítica. Realizamos 24 cirugías en respuesta a esta situación. De los 163 pacientes que recibió MSF desde el 8 de noviembre, 96 han llegado en estado grave o crítico. 

Las y los pacientes vienen a nosotros desde las líneas del frente, y entre ellas y ellos hay habitantes que nos dicen haber quedado atrapados en bombardeos o fuego cruzado, y cuyos familiares han luchado para encontrarles después de que a sus seres queridos se les derivara al hospital. Este fue el caso de Sahar, un residente del distrito de Al-Tuhayta, cuyo padre, Ayyash, resultó herido. 

“Mi padre llevaba casi ocho días desaparecido y lo estábamos buscando. Preguntamos por él a las y los residentes, nos dijeron que estaba entre las personas heridas”, dijo Ayyash. 

Ayyash emprendió un largo viaje por una carretera conocida por las minas terrestres para encontrar finalmente a su padre en el hospital de MSF en Mocha. Su padre resultó herido, cuando Ayyash llegó al hospital de Mocha, se sintió aliviado al ver que su padre se recuperaba satisfactoriamente después de la cirugía.

“No esperaba encontrar a mi padre con vida”, dijo Ayyash.

Otro residente, Yassin de Al-Nakhla, dijo a MSF que estaba en su granero cuando de repente fue alcanzado por una explosión.

“Era como cualquier mañana de los últimos 70 u 80 años de mi vida, hasta que un proyectil de mortero cayó repentinamente justo en el granero. En el primer momento, no sentía mi pierna”, dice Yassin. "Gracias a Dios, nadie más en mi familia resultó herido, aunque perdí todas mis vacas y ovejas".

“Mi familia y yo decidimos vivir durante tantos años en el campo por  seguridad y porque trabajamos con el ganado”, dijo Yassin. “Mi pierna estaba muy dañada y pensé que la perdería. Ahora, después de la cirugía, soy optimista, pero todavía tengo que ir a Aden para completar el tratamiento y que le instalen una placa".

Mientras el conflicto continúa en el suroeste de Yemen, MSF sigue recibiendo más personas heridas cada semana, lo que genera una urgente preocupación por la salud y la seguridad de la población que ya se han visto afectadas por años de conflicto y desplazamiento.

“Este es solo el episodio más reciente de un conflicto y una crisis humanitaria que ha durado años en el suroeste de Yemen, y estamos profundamente preocupados por las personas que ya han pasado por tanto”, dice Jevtovic.

 

MSF ha estado operando un hospital de campaña quirúrgico en Mocha desde 2018 en respuesta a las necesidades médicas relacionadas con el conflicto de la población en el suroeste de Yemen. MSF opera proyectos en todo el país para brindar atención médica a las poblaciones afectadas por conflictos, brotes y otras necesidades médicas. MSF se adhiere a los principios humanitarios de humanidad, neutralidad, independencia e imparcialidad y no acepta ninguna financiación de gobiernos extranjeros para sus actividades médicas en Yemen.