11.08.2019
Desde el jueves por la noche, Adén se encuentra en estado de guerra: feroces combates se están librando en la ciudad, entre diferentes grupos armados. En menos de 24 horas, Médicos sin Fronteras ha atendido a 119 personas en su hospital, y los heridos continúan llegando. El aeropuerto está cerrado y la ciudad está totalmente paralizada.
 
En menos de 24 horas, los equipos de MSF trataron a 119 pacientes, 62 de los cuales tuvieron que ser hospitalizados con urgencia. "La mayoría de los heridos son civiles atrapados en los combates, probablemente víctimas de fuego de mortero o balas perdidas. Ayer tratamos a una mujer que tenía una herida de bala y estaba embarazada de ocho meses y al menos cinco personas murieron antes de llegar al hospital, incluido un niño”. Dice Caroline Seguin, coordinadora de programas de MSF en Yemen.
 
"La ciudad es un campo de batalla. Podemos escuchar el sonido de disparos con armas pesadas y los tanques transitan por las calles", continúa.
 
"Nuestro hospital está abrumado. Nuestros equipos están trabajando las 24 horas para atender a las muchas personas heridas por los combates, y no podemos transferirlos. La ciudad está paralizada y algunos miembros del personal no pueden para llegar al hospital, porque los combates son realmente feroces y  las vías de acceso a la ciudad están cortadas. En este contexto, nos preocupa no poder llevar los suministros al hospital", continúa Caroline Seguin.
 
El aeropuerto está cerrado y el puerto de Adén también está amenazado por los enfrentamientos. Es el único puerto completamente  funcional del país, a través del cual pasan las importaciones y parte de la ayuda humanitaria, incluida la enviada por MSF.
 
"Si la situación continúa deteriorándose y Adén sigue paralizado, también existe el riesgo de un impacto en los precios y en consecuencia, el acceso de las personas a productos en todo el país, en un contexto de inflación ya existente", explica la coordinadora de programas.
 
El 1 de agosto, los equipos de MSF ya se habían enfrentado a una afluencia masiva de heridos después de dos ataques en diferentes partes de la ciudad. 16 personas fueron hospitalizadas.
 
El hospital de MSF en Adén fue inaugurado en 2012 y se encuentra en el centro de la ciudad. "A pesar de los combates, el hospital sigue abierto y en pleno funcionamiento. Los equipos continúan atendiendo a las docenas de personas heridas en esta nueva ola de violencia que ha estallado en Adén", dice Caroline Seguin.