02.10.2018
2 de octubre de 2018, Ámsterdam/ Sanaa – La casa del personal de la organización médico humanitaria internacional Médicos Sin Fronteras (MSF) en la gobernación de Ad Dhale, en el sur de Yemen, fue alcanzada por explosivos durante la mañana del lunes 1 de octubre de 2018. Afortunadamente, ninguna persona resultó herida. 
 
Este es el segundo ataque contra la casa de MSF en menos de una semana. 
 
Médicos Sin Fronteras condena enérgicamente los ataques contra su recinto y contra su personal. Debido a la gravedad de estos ataques y la clara falta de seguridad para el equipo trabajando en el lugar, la organización se ha visto obligada a retirar a su personal de Ad Dhale y suspender sus proyectos médicos hasta nuevo aviso.
 
MSF es una de las pocas organizaciones médicas que proporciona ayuda humanitaria a la comunidad de Ad Dhale. Estos ataques privarán a miles de yemeníes de la asistencia médica y humanitaria que necesitan urgentemente. 
 
Los ataques dirigidos contra la población civil y los actores humanitarios están prohibidos en todo momento por el Derecho Internacional Humanitario, son actos que privan a la población de recibir asistencia humanitaria. MSF llama a todas las partes en conflicto, grupos armados e individuos a respetar y garantizar la protección de los trabajadores humanitarios y sanitarios en Yemen.
 
MSF trabaja en Ad Dhale desde 2011, brindando atención médica totalmente gratuita a la población de los distritos de Ad Dhale, Qatabah, Al Azariq y Damt. 
 
MSF sigue comprometida a apoyar a la población yemení: actualmente gestiona 15 hospitales y centros de salud en Yemen; y proporcionar apoyo a más de 16 hospitales y centros de salud alrededor de 12 gobernaciones.