Médicos Sin Fronteras es una organización médico humanitaria internacional sin fines de lucro. Ayudamos a personas afectadas por epidemias, conflictos armados, desastres naturales y excluidas de la atención médica en más de 70 países. Conócenos. Más información
26.03.2015

Los recientes enfrentamientos en Yemen han ocasionado decenas de heridos, muchos de los cuales han podido recibir tratamiento en el hospital de Médicos Sin Fronteras (MSF) en la ciudad de Adén, al sur del país. El conflicto se ha intensificado después de que los rebeldes Hutíes entraran en la ciudad, de la que se ha apoderado el caos y el pánico y donde se han dado escenas de pillaje. El hospital de MSF ha recibido alrededor de más de 80 heridos por el momento.  
 
En el hospital quirúrgico de emergencia de MSF en Adén más de 180 pacientes han recibido tratamiento en la última semana, cincuenta de los cuales sólo el miércoles, heridos en los enfrentamientos ocurridos en la ciudad vecina de Lahj. La mayoría de ellos presentaban heridas de bala y requirieron cirugía de urgencia. Entre el martes y el miércoles, 19 pacientes fueron admitidos en el hospital Al-Nasser de Ad-Dhale, donde MSF también opera el área quirúrgica de emergencia. MSF hace un llamamiento a los involucrados en el conflicto a respetar la neutralidad de las estructuras sanitarias.
 
 “Los hospitales deben permanecer neutrales", dice Dounia Dekhili, coordinadora de MSF en Yemen. “Pedimos a los combatientes que no entren en los hospitales armados y que permitan el acceso a los heridos para que puedan recibir atención médica”.
 
Desde que los enfrentamientos irrumpieron en Adén el pasado 19 de marzo entre las fuerzas leales al presidente Hadi y elementos de las fuerzas de seguridad, ha habido un incremento de la inseguridad en la ciudad y en otras localidades del Sur de Yemen, como Ad-Dhale, Lawdar y Lahj. MSF está asimismo en contacto con hospitales en la zona para transferir pacientes y analizar sus necesidades de cara a facilitar posibles donaciones de material y personal. 
 
Otras partes de Yemen continúan en una situación tensa, después de que la capital Saná fuera objeto de bombardeos aéreos internacionales. MSF está controlando la situación en Saná y está dispuesto a administrar ayuda. El cierre de los aeropuertos internacionales en Adén y Saná impide que la organización humanitaria pueda desplegar inmediata ayuda de emergencia adicional (en forma de equipos y material) al personal médico ya operativo en la zona.