Homa Bay, Kenya
Una oficial clínica recogiendo medicamentos ARV para un paciente en el dispensario Maram en Homa Bay. © Njiiri Karago/MSF

Kenia

Te contamos sobre el trabajo que Médicos Sin Fronteras realizamos en Kenia.

En 2021, Médicos Sin Fronteras mantuvimos un amplio abanico de servicios médicos, que comprendían el tratamiento de enfermedades crónicas e infecciosas, la asistencia a poblaciones refugiadas, la atención a personas que consumen drogas y el apoyo a víctimas de la violencia.

 

Cifras destacadas de nuestro trabajo en Kenia

  • 3,270 personas atendidas tras sufrir violencia sexual
  • 18,400 hospitalizaciones
  • 7,100 partos asistidos, entre ellos 530 cesáreas
  • 1,450 personas con VIH en tratamiento antirretroviral de segunda línea en programas de MSF
Mapa de actividades de Médicos Sin Fronteras en Kenia durante 2021

En Eastlands, un barrio de Nairobi con escasos servicios básicos, habilitamos un centro para adolescentes en el seno de un establecimiento público, para abordar las consecuencias de la violencia urbana. Además de atención médica, salud sexual y reproductiva y apoyo psicosocial, el centro ofrece actividades recreativas y educativas. Las clínicas para supervivientes de violencia sexual están integradas en cuatro centros de salud en este barrio tan afectado por la violencia. También dirigimos una centralita para atender emergencias y un servicio de ambulancias.

En el condado de Mombasa, iniciamos otro programa dirigido a jóvenes y adolescentes de barrios sin recursos, para ofrecerles atención médica integral.

Mientras tanto, continuamos dirigiendo servicios integrales de salud para personas que usan drogas: ofrecemos terapia de sustitución con opioides y apoyo psicosocial en nuestra clínica centralizada situada en el condado de Kiambu.

En junio, al aumentar los casos de COVID-19, ampliamos nuestras actividades en el área de aislamiento del hospital de derivación de Homa Bay, y aseguramos la atención con oxígeno a pacientes en estado crítico. Durante todo el año, seguimos trabajando para mejorar la atención a personas con VIH en este condado. También comenzamos a ofrecer tratamiento de enfermedades crónicas en dos centros de atención primaria.

En 2021, una grave sequía afectó a los condados áridos del noreste de Kenia. Nuestros equipos dieron atención de emergencia a niños y niñas con desnutrición grave en Garissa, Marsabit y Wajir.

A finales de año, también colaboramos con las autoridades sanitarias para responder a un brote de kala azar en el condado de Tharaka Nithi.

Llevamos proporcionando atención médica en el campo de Dadaab y sus alrededores durante la mayor parte de los 30 años de existencia de este asentamiento. Después de que el Gobierno anunciara su decisión de cerrar dos campos de refugiados en junio de 2022, reclamamos soluciones sostenibles para garantizar que estas personas tengan una vida segura y digna.

En 2021 traspasamos dos de nuestros proyectos a las autoridades sanitarias: el programa de salud sexual y reproductiva en Likoni y el centrado en enfermedades crónicas en el condado de Embu. Para garantizar el acceso ininterrumpido y asequible a los medicamentos, ayudamos a establecer dos farmacias, que serán administradas por la comunidad.

. 

Nº de trabajadores y trabajadoras* en 2021: 815 | Coste: 21,5 millones € | MSF trabajó por primera vez en este país en: 1987 | msf.org/kenya | @MSFNairobi

* La cifra de personal equivale al total de puestos a tiempo completo o FTE (del inglés full-time equivalent). Por ejemplo, dos personas a media jornada equivalen a un FTE.

 

Importante: Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en este país entre enero y diciembre de 2021; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo.

Te podría interesar

31 octubre, 2022

Filtrar por