© Anna Pantelia/MSF

Mediterráneo

Te contamos sobre el trabajo que Médicos Sin Fronteras realizmos en el Mediterráneo Central.

En 2021, Médicos Sin Fronteras reanudamos las operaciones de búsqueda y rescate en el Mediterráneo central, la ruta migratoria más mortífera del mundo.

 

Cifras destacadas de nuestro trabajo en el Mediterráneo

  • 1,900 personas rescatadas
  • 890 consultas médicas
  • 26 supervivientes de violencia sexual recibieron atención médica
Mapa de actividades de Médicos Sin Fronteras en el Mediterráneo durante 2021

Tras concluir nuestra colaboración de seis meses con Sea-Watch en diciembre de 2020, reiniciamos las operaciones de búsqueda y rescate alquilando un nuevo barco, el Geo Barents, en mayo de 2021. Antes de zarpar, realizamos las modificaciones necesarias para su labor y lo equipamos con dos botes de rescate rápidos, dos cubiertas para alojar a personas rescatadas, una clínica, un paritorio y una sala para pacientes en observación.

Aunque el Geo Barents cumplía totalmente las normas y regulaciones marítimas, en julio, las autoridades italianas dijeron haber identificado 22 irregularidades y ordenaron la suspensión de actividades durante tres semanas. Una vez más, el uso discrecional de las regulaciones y la interpretación politizada de las leyes evitaron que una organización humanitaria llevara a cabo un trabajo que ha demostrado ser vital.

Entre junio y diciembre, en treinta operaciones en el mar, rescatamos a un total de 1,903 personas. En noviembre, durante una intervención cerca de la costa libia, encontramos los cadáveres de diez personas en la cubierta inferior de un bote de madera, que había zarpado de Libia el día anterior con más de cien pasajeros. Creemos que se asfixiaron con los vapores del combustible.

Después de cada rescate, ofrecimos asistencia médica y psicológica a las personas sobrevivientes; muchas sufrían hipotermia, intoxicación por combustible o mareos, así como afecciones de la piel o dolor corporal generalizado, condiciones estas últimas relacionadas con las nefastas condiciones de vida en Libia y la violencia que allí habían sufrido. Muchas personas relataron también torturas y agresiones sexuales, y algunas aún tenían en el cuerpo las marcas visibles de tales abusos.

MSF no hemos dejado de denunciar las brutales consecuencias que tienen las políticas migratorias europeas y la falta de rutas seguras y legales; seguimos pidiendo a la Unión Europea y sus Estados miembros que suspendan su apoyo político y material al sistema de devoluciones forzosas a Libia.

 

Nº de trabajadores y trabajadoras* en 2021: 17 | Gasto: 6,6 millones € |  MSF trabajó por primera vez en el mar Mediterráneo en: 2015 | @MSF_Sea

* La cifra de personal equivale al total de puestos a tiempo completo o FTE (del inglés full-time equivalent). Por ejemplo, dos personas a media jornada equivalen a un FTE.

 

Importante: Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en el Mediterráneo entre enero y diciembre de 2021; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo.

Te podría interesar

11 noviembre, 2022

Filtrar por