Nigeria - Centro de alimentación terapéutica
Centro de alimentación terapéutica en Nigeria. © Harrison Fortune

Nigeria

Te contamos sobre el trabajo que Médicos Sin Fronteras realizamos en Nigeria.

En 2021, Médicos Sin Fronteras mantuvimos nuestro amplio abanico de programas en Nigeria, destinados a abordar los numerosas desafíos sanitarios relacionados con el deterioro de la situación de seguridad, la degradación del medio ambiente y la presencia de enfermedades endémicas.

Cifras destacadas de nuestro trabajo en Nigeria

  • 493,700 consultas ambulatorias
  • 98,900 hospitalizaciones
  • 136,200 casos de malaria tratados
  • 17,500 partos asistidos
  • 39,000 niños en programas ambulatorios de nutrición
  • 13,200 niños hospitalizados en centros de nutrición
  • 19,900 niños con sarampión tratados
  • 38,700 personas con cólera tratadas
  • 15,000 consultas individuales de salud mental

Mapa de actividades de Médicos Sin Fronteras en Nigeria durante 2021

Nigeria, el país más poblado de África, es escenario de una de nuestras intervenciones más importantes del mundo; asistimos a personas afectadas por la violencia y el desplazamiento, atendemos la salud materno-infantil y prestamos servicios especializados para enfermedades desatendidas como el noma. Además de nuestras actividades de atención primaria y especializada, respondemos a brotes de enfermedades y a otras emergencias.

 

Violencia y desplazamiento

 

Noreste de Nigeria

El noreste de Nigeria –en particular el estado de Borno– ha soportado más de una década de conflicto entre el gobierno y los grupos armados. La poblaciones que viven en zonas controladas por los grupos armados no reciben asistencia humanitaria.

Alrededor de 1,6 millones de personas están desplazadas en Borno y unas 30,000 familias viven en la capital del estado, Maiduguri. En 2021, las autoridades comenzaron a cerrar los asentamientos de Maiduguri y alentaron a quienes vivían allí a que regresaran a sus regiones de origen.

En Maiduguri, MSF continuamos brindando atención médica vital y especializada a menores de 15 años en el hospital pediátrico de Gwange. Durante el pico de malaria, ampliamos nuestra capacidad con consultas adicionales para niños desnutridos en un centro especializado de 120 camas. También ofrecimos atención primaria a personas desplazadas de cinco campos informales en Maiduguri.

En agosto, tuvimos que poner fin a nuestras operaciones en las localidades de Gwoza y Pulka, debido al deterioro en la situación de seguridad y las amenazas contra el personal humanitario. En todo caso, mantuvimos operativa nuestra sala de hospitalización de 20 camas dentro del hospital de Ngala y colaboramos con los servicios ambulatorios y de hospitalización en el centro de salud materno-infantil de Gamboru. El personal sanitario capacitado por MSF se encargó de las consultas comunitarias en Ngala y Rann.

 

Noroeste de Nigeria

El conflicto constante entre comunidades ganaderas y agricultoras causó el desplazamiento de más de 530,000 personas en el noroeste. Además, las bandas de delincuentes perpetran cada vez más asesinatos, saqueos y secuestros a cambio de rescates, especialmente de niños en edad escolar.

En Zamfara, seguimos dirigiendo nuestro hospital infantil de 130 camas en Anka y atendimos a personas desplazadas que vivían en el pueblo. También trabajamos en dos hospitales en Shinkafi y Zurmi, donde colaboramos con los centros de nutrición terapéutica, la pediatría hospitalaria, las consultas de salud mental y la atención a supervivientes de violencia sexual y de género.

A finales de 2021, tras más de once años de actividades en Zamfara, transferimos a las autoridades estatales nuestro proyecto centrado en la intoxicación con plomo. La exposición a este mineral, causada por prácticas de minería poco seguras, provocó durante años la muerte de cientos de niños. Nuestro exitoso enfoque multidisciplinario ha incluido el tratamiento médico para eliminar el plomo del cuerpo, el saneamiento de las zonas contaminadas y la promoción de prácticas de minería seguras; en esta zona, ya no mueren niños por esta causa.

En Katsina, MSF comenzamos a trabajar con el Ministerio de Salud en julio, para abordar los alarmantes niveles de desnutrición aguda en niños y niñas y colaborar con los programas de nutrición terapéutica en cuatro centros de atención primaria de Jibia. En septiembre, abrimos un nuevo centro de nutrición intensiva en la ciudad de Katsina.

 

Centro de Nigeria

Los enfrentamientos entre comunidades ganaderas y agricultoras derivaron en más olas de desplazamiento en el estado de Benue; para finales de año, más de 220,000 personas quedaron viviendo en terribles condiciones en asentamientos improvisados, donde recibían poca atención médica, alimentos y servicios de agua y saneamiento.

Para abordar estas enormes necesidades, habilitamos dos clínicas de atención primaria en los campos de Mbawa y Abagana, que ofrecieron consultas externas, atención prenatal y posnatal, apoyo nutricional, promoción de la salud y atención a supervivientes de violencia sexual. En junio, comenzamos a asistir a personas recién llegadas al campo de Ortese: organizamos clínicas móviles, construimos inodoros y duchas, y distribuimos agua y mosquiteras.

 

Respuestas a brotes de enfermedad

 

Cólera 

En 2021, Nigeria vivió el peor brote de cólera en una década: la enfermedad afectó a la mayor parte del país y causó la muerte de unas 3,600 personas. Los equipos de emergencias de MSF trabajaron junto al Ministerio de Salud para controlar el brote; para ello, abrieron centros de tratamiento en los estados de Bauchi, Borno, Kano y Zamfara, lanzaron campañas de vacunación y promoción de la salud, y mejoraron los servicios de agua y saneamiento.

 

Fiebre de Lassa

En el estado de Ebonyi, la fiebre de Lassa (una enfermedad hemorrágica aguda) es endémica. Nuestro apoyo a las autoridades sanitarias locales y nacionales consistió en asistencia técnica, capacitación del personal y tratamiento de pacientes en un hospital de Abakaliki.

 

Atención médica general y especializada

 

Sokoto

En Sokoto, apoyamos el tratamiento del noma, una enfermedad desatendida que afecta principalmente a niñas y niños pequeños. Comienza con una infección de las encías que, de no tratarse, destruye el hueso y el tejido de las mejillas y la nariz, y causa la muerte de hasta el 90% de los afectados en cuestión de semanas. Quienes sobreviven sufren graves desfiguraciones, que solo pueden corregirse con una minuciosa cirugía reconstructiva. Además de cirugía, nuestro equipo brindó apoyo en fisioterapia, nutrición y salud mental, y organizó actividades de información comunitaria para mejorar la detección temprana.

 

Kano

En Kano, trabajamos en dos centros de atención primaria, en Tarauni y Ungogo. Nuestro objetivo era reducir la tasas de enfermedad y muerte vinculadas a los brotes y mejorar la atención a mujeres embarazadas y recién nacidos. En agosto, comenzamos a brindar atención obstétrica y neonatal de emergencia y a asistir partos en el centro de salud de Garan Gamawa, en Gwale.

 

Jigawa

Nuestro equipo ofreció atención integral obstétrica y neonatal de emergencia en el Hospital General de Jahun, en Jigawa, en el que ingresaban cerca de un millar de mujeres al mes. También trabajamos en cuatro centros de atención obstétrica y neonatal de emergencia en las zonas de Jahun, Aujara, Miga y Taura.

 

Ríos

En noviembre, transferimos nuestro programa de atención integral para sobrevivientes de violencia sexual y de género en Port Harcourt. Desde diciembre de 2020, atendimos a 1.129 pacientes, la mayoría menores de edad, y realizamos el seguimiento a otras 1.500 personas. Entre otras actividades, capacitamos al personal de cinco hospitales y cuatro clínicas de atención primaria, y colaboramos con centros de menores y de acogida mediante clínicas móviles, formación de cuidadores, donaciones de suministros médicos y mejoras de los servicios de agua y saneamiento.

Nº de trabajadores y trabajadoras* en 2021: 2,286 | Gasto: 52,7 millones € | MSF trabajó por primera vez en este país en: 1996 | msf.org/nigeria | @MSF_WestAfrica

* La cifra de personal equivale al total de puestos a tiempo completo o FTE (del inglés full-time equivalent). Por ejemplo, dos personas a media jornada equivalen a un FTE.

 

Importante: Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en este país entre enero y diciembre de 2021; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo.

Te podría interesar

29 septiembre, 2022

Filtrar por