Vacunación

Las vacunas previenen enfermedades graves que pueden ser discapacitantes o mortales, sobre todo para los niños. La inmunización es una de las intervenciones médicas en salud pública más eficientes en términos de coste y, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), evita cada año entre dos y tres millones de muertes.

Las vacunas previenen enfermedades graves que pueden ser discapacitantes o mortales, sobre todo para los niños. La inmunización es una de las intervenciones médicas en salud pública más eficientes en términos de coste y, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), evita cada año entre dos y tres millones de muertes.
 
Pero en muchos países sin recursos o afectados por la inestabilidad o la violencia, los planes de inmunización están en crisis y en demasiadas ocasiones las vacunas no llegan hasta las personas que más las necesitan. El exponencial aumento de los precios en los últimos años, la falta de adaptación de las vacunas a la realidad de los países sin recursos y el complicado calendario de inmunización son las principales causas de esta situación.
 
Cada año, casi 20 millones de niños se quedan sin el paquete básico de vacunas que podría protegerles, y en total cerca de dos millones de personas mueren a consecuencia de enfermedades que podrían haberse prevenido con las vacunas recomendadas por la OMS: DTP (difteria, tétanos y tosferina), hepatitis B, Hib (gripe tipo B), BCG (tuberculosis), virus del papiloma humano, sarampión, neumococo, poliomielitis, rotavirus y fiebre amarilla.
 
En todo caso, no todas las vacunas se recomiendan por igual en todos los países.
 

Vacunaciones de rutina

 
La vacunación es una de las formas más eficaces de reducir la mortalidad infantil. Por eso, en los países donde la cobertura de vacunación general es baja, intentamos llevar a cabo vacunaciones rutinarias de los niños menores de 5 años, en el marco de nuestros programas de atención básica. Podemos realizarlas bien desde los puestos y centros de salud, bien a través de equipos móviles. En algunos casos, la población vive en zonas tan apartadas que nuestros equipos tienen que desplazarse caminando.
 

Vacunaciones en epidemias

 
En caso de que exista el riesgo de una epidemia (por ejemplo si hay un desplazamiento de población), o de que esta ya se haya declarado, organizamos campañas de vacunación masivas: su objetivo es vacunar al máximo número de personas en el menor tiempo posible, habilitando para ello todos los puntos de vacunación que podamos, por ejemplo en lugares públicos de reunión.
 
Estas campañas a gran escala duran de dos a tres semanas y pueden alcanzar a cientos de miles de personas. Son especialmente vulnerables las poblaciones desplazadas, ya que las condiciones de hacinamiento o falta de saneamiento en que suelen encontrarse favorecen la aparición de brotes de enfermedades como el sarampión o la neumonía.
 
En 2018, vacunamos a 1,479,800 personas contra el sarampión y a 33,900 contra la meningitis en respuesta a brotes epidémicos.
 
Y precisamente para prevenirlos, hemos dado un paso más allá y estamos aprovechando cada oportunidad que vemos para completar la cartilla de vacunación de los niños. Así por ejemplo en Mali o República Centroafricana, aprovechamos las campañas de quimioprevención de la malaria para revisar las cartillas y completarlas con los antígenos que faltan.
 

Desafíos logísticos

 
Las vacunas deben conservarse en frío –a entre 2 y 8 ºC– desde el momento en que salen de la fábrica hasta que se utilizan en el punto de vacunación. Aunque esto no sea un reto importante en los países ricos, donde el suministro eléctrico está garantizado, en los países donde trabajamos sí supone un obstáculo considerable, especialmente en las zonas donde se pueden alcanzar fácilmente temperaturas de 40° y que están aisladas y carecen de sistemas fiables de electricidad.
 
A las dificultades que impone la cadena de frío se suman a menudo los problemas de acceso físico –no hay carreteras y deben usarse motos, canoas o burros, o incluso cargar a hombros con las neveras, para llegar hasta el último puesto de salud o la última aldea–, en contextos que además pueden ser inseguros o sufrir un conflicto armado.
 
Por otra parte, la gran mayoría de las vacunas existentes son inyectables, por lo que se necesita personal con formación sanitaria para poder administrarlas correctamente.
 
Durante más de 40 años, hemos estado a la vanguardia de la inmunización en contextos de crisis y en brotes epidémicos, y hemos sido testigos directos de los obstáculos que la vacunación plantea. En la actualidad, uno de los problemas que más nos preocupan es el de los precios. Desde 2001, el coste de vacunar completamente a un niño se ha multiplicado por 68, por culpa del elevado precio de las nuevas vacunas (sobre todo las del neumococo, el rotavirus y el virus del papiloma humano).
 
Por eso, no dejamos de reclamar a las farmacéuticas precios más reducidos para las vacunas para todos los países, y no solo para las vacunaciones rutinarias, sino también para las que las organizaciones humanitarias desarrollamos en respuesta a emergencias. Por otra parte, también urge el desarrollo de vacunas de administración oral (para reducir la necesidad de sanitarios cualificados) y de vacunas que necesiten menos dosis o que sean combinadas (con el fin de reducir al mínimo el número de visitas que el niño tiene que hacer al centro de la salud).
 

Beneficios de las vacunas

Las vacunas son una forma segura y efectiva de prevenir enfermedades y muertes (1). Las vacunas protegen no solo a las personas sino que también tienen beneficios más amplios. Cuando se vacunan suficientes personas en una comunidad, disminuye la tasa de transmisión de enfermedades prevenibles por vacunación dentro de una población. Las vacunas previenen un estimado de 2-3 millones de muertes cada año (2).
 

Hacer vacunas seguras

Para que las vacunas sean lo más seguras posible, a lo largo todo el proceso de investigación, desarrollo y aprobación se toman múltiples medidas para hacerlo posible:
  • Se requieren extensas investigaciones y pruebas antes de que una vacuna pueda ser autorizada para uso general (3).
  • Todos los países industrializados y un número creciente de países en desarrollo supervisan las fases de prueba.
  • Las autoridades regulatorias certifican la seguridad de las vacunas a través de estándares nacionales e internacionales de control de calidad. Las autoridades inspeccionan el sitio de producción, hacen revisiones detalladas de cómo se produjo la vacuna y verifican las cualificaciones de todo el personal de los fabricante (4).
  • Las agencias gubernamentales continúan monitoreando las vacunas para seguridad después de la aprobación (5).
 

Cifras y hechos sobre las vacunas

  • En 2008, 1.5 millones, o 17%, de las muertes entre niños menores de 5 años, se debieron a enfermedades que podrían haberse prevenido con la vacunación de rutina (6).
  • Ser inmunizado mediante la vacunación es una de las formas más poderosas de la medicina para salvar vidas y prevenir enfermedades graves y mortales. Pocas otras intervenciones de salud han tenido "un efecto tan importante en la reducción de la mortalidad" (7).
  • Viruela: la OMS declaró la erradicación de la viruela en 1979 después de una iniciativa de vacunación global.
  • Polio: en 1988, la polio era endémica en más de 125 países y paralizaba a 350 000 niños cada año. Hoy se ha logrado una reducción del 99.9% en los casos anuales de polio, con solo 74 casos de poliovirus salvajes reportados en 2015 en solo dos países (8,9,10).
  • Sarampión: el número de muertes relacionadas con el sarampión ha disminuido en un 79% de 651,600 a principios de siglo a 134,200 en 2015. La OMS estima que se han salvado 20.3 millones de vidas desde el año 2000, en gran parte debido al incremento en el acceso a la vacunación (11).
  • Difteria / tétanos / tos ferina: durante 2015, alrededor del 86% (116 millones) de los lactantes en todo el mundo recibieron la vacuna combinada contra la difteria, el tétanos y la tos ferina, protegiéndolas de estas tres enfermedades infecciosas que pueden causar enfermedades graves e incluso ser fatales. Para 2015, 126 países habían alcanzado al menos el 90% de cobertura de esta vacuna (12)
  • Las vacunas BCG, OPV, difteria, tétanos, tos ferina, sarampión y HepB evitan más de 2.5 millones de muertes cada año.
 

Información adicional sobre las vacunas y sobre la seguridad de las vacunas

Centros de EE. UU. Para el Control y la Prevención de Enfermedades: Preguntas frecuentes sobre la seguridad de las vacunas
http://www.cdc.gov/vaccinesafety/Vaccines/Common_questions.html
 
Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU .: Preguntas y respuestas sobre la seguridad de las vacunas
http://www.fda.gov/BiologicsBloodVaccines/SafetyAvailability/VaccineSafety/ucm133806.htm
 
Alianza Global para Vacunas e Inmunización: Valor de la Vacunación
http://www.gavialliance.org/about/value/
 
Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU.: Beneficios de las vacunas
https://www.niaid.nih.gov/research/vaccine-benefits
 
Centro de EE. UU. Para el Control y la Prevención de Enfermedades: Entender las Vacunas y la Seguridad de las Vacunas
https://www.cdc.gov/vaccines/hcp/conversations/provider-resources-safetysheets.html
 
Organización Mundial de la Salud: ¿Cuáles son algunos de los mitos y hechos acerca de la vacunación?
http://www.who.int/features/qa/84/es/
 
Organización Mundial de la Salud: enfermedades prevenibles por vacunación
http://www.who.int/immunization_monitoring/diseases/en/
 
Organización Mundial de la Salud y UNCIEF: estado de las vacunas e inmunización del mundo
http://whqlibdoc.who.int/publications/2009/9789241563864_eng.pdf
 
Organización Mundial de la Salud: El Comité Asesor Mundial sobre Seguridad de las Vacunas
http://www.who.int/vaccine_safety/committee/topics/es/
 

_____________

 (1) http://www.who.int/bulletin/volumes/86/2/07-040089/en/ 
 (2) http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs378/en/ 
 (3) https://www.niaid.nih.gov/research/making-safe-vaccines 
 (4) http://whqlibdoc.who.int/publications/2009/9789241563864_eng.pdf
 (5) http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/111548/1/9789241506892_eng.pdf 
 (6) http://apps.who.int/immunization_monitoring/diseases/en/ 
 (7) Initiative for Vaccine Research, WHO: State of the art of vaccine research and development. January 2005
 (8) http://www.gavialliance.org/about/value/tried-and-tested/
 (9) Jamison DT, Breman JG, Measham AR, Alleyne G, Claeson M, Evans DB, et al, editors. Disease Control Priorities in Developing Countries. 2nd edition. New York: Oxford University Press; 2006
 (10) http://polioeradication.org/wp-content/uploads/2016/10/Status-Report_Jan-Jun2016.pdf
 (11)http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs286/en/
(12) World Health Organization, UNICEF, World Bank. State of the world's vaccines and immunization. 3rd edition. Geneva: WHO. 2009.
 
Compartir

Relacionados

Colabora