Trabajamos para ayudar a los más necesitados, sin importar quienes sean. Nuestros médicos atienden más de 9 millones de consultas por año, en actividades que van desde campañas de vacunación a cirugías complejas.

 

Nuestra labor médica se extiende a enfermedades que afectan a aquellos excluidos de la atención sanitaria que enfrentan enfermedades olvidadas, enfermedades relacionadas con la pobreza y condiciones crónicas. También abogamos por medicamentos asequibles y de excelente calidad, para las personas más pobres del mundo.

 

Se estima que 500 millones de personas viven actualmente con hepatitis viral. La mayoría de las personas con hepatitis viral se recuperan por completo. Otros terminan teniendo a largo plazo un riesgo significativo de desarrollar cáncer de hígado.

La leishmaniasis es una enfermedad parasitaria tropical causada por una variedad de Leishmania que se transmite por la picadura de un insecto flebotomino. La forma más grave, la leishmaniasis visceral, también es conocida como kala azar. Es endémica en 76 países y miles de personas corren riesgo de infección.

La malaria es una enfermedad potencialmente mortal, aunque prevenible y curable.

La meningitis meningocócica se registra en el África subsahariana, en el llamado “cinturón de la meningitis”, que va desde el oeste de Senegal hasta el este de Etiopía al este cubriendo una población de unos 300 millones de personas.

Nuestros equipos tratan a niños y niñas con neumonía de forma regular ya que es una de las principales causas de mortalidad infantil en los contextos en los que trabajamos. Como la enfermedad puede evolucionar con mucha rapidez, es esencial que los niños y niñas reciban el tratamiento lo antes posible, esté donde estén.

Hay muchas razones para huir, como la guerra, la persecución, los conflictos, los desastres naturales, la precariedad y la represión. Vemos de primera mano que tal trastorno representa una necesidad desesperada en lugar de una elección, y genera dificultades en el camino de estas personas.

Las actividades de promoción de la salud están destinadas a mejorar el estado general de salud de una comunidad y promover el uso de los servicios médicos.

La resistencia a los antibióticos es una verdadera emergencia de salud global y amenaza con hacer que las cortadas y enfermedades comunes que son fáciles de tratar sean mortales otra vez.

Desde hace 20 años, MSF reconoció formalmente la necesidad de implementar la salud mental y de realizar intervenciones psicosociales como parte de su trabajo de emergencia. Para las personas que han pasado eventos terribles, las consecuencias psicológicas pueden ser graves.

Nuestras consultas y salas de hospitalización están llenas de niños: dos terceras partes de nuestros pacientes son pediátricos.

Alrededor de 800 mujeres mueren cada día por complicaciones relacionadas con el embarazo y el parto, la gran mayoría en países en desarrollo y porque no recibieron la atención que necesitaban.

El sarampión sigue siendo frecuente en muchos países en desarrollo, sobre todo en algunas zonas de África, Asia y el Mediterráneo Oriental. La abrumadora mayoría (más del 95%) de las muertes se registran en países con bajos ingresos.

Páginas