Trabajamos para ayudar a los más necesitados, sin importar quienes sean. Nuestros médicos atienden más de 9 millones de consultas por año, en actividades que van desde campañas de vacunación a cirugías complejas.

 

Nuestra labor médica se extiende a enfermedades que afectan a aquellos excluidos de la atención sanitaria que enfrentan enfermedades olvidadas, enfermedades relacionadas con la pobreza y condiciones crónicas. También abogamos por medicamentos asequibles y de excelente calidad, para las personas más pobres del mundo.

 

Una tercera parte de la población mundial está infectada con el bacilo de la tuberculosis. Cada año, nueve millones de personas desarrollan la forma activa y 1,7 millones mueren víctimas de la enfermedad. El 95% vive en países pobres.

En los últimos años, la respuesta internacional a la pandemia del sida ha mejorado notablemente. Sin embargo, los tratamientos todavía están lejos del alcance de las personas que los necesitan.

Las vacunas previenen enfermedades graves que pueden ser discapacitantes o mortales, sobre todo para los niños. La inmunización es una de las intervenciones médicas en salud pública más eficientes en términos de coste y, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), evita cada año entre dos y tres millones de muertes.

El Ébola es una de las enfermedades más letales del mundo. Se trata de un virus altamente infeccioso capaz de matar al 90 por ciento de quienes se contagian, causando terror entre comunidades infectadas. Médicos Sin Fronteras ha tratado a miles de personas con la enfermedad y ayudado a contener grandes epidemias.

Páginas