21.09.2017
Ciudad de México, jueves 21 de septiembre de 2017.- Médicos Sin Fronteras (MSF) ha desplegado cuatro de sus equipos psicosociales en distintas zonas de la Ciudad de México, y evalúa de cerca las necesidades médicas y psicológicas en el estado Morelos, tras el fuerte sismo ocurrido en el país el martes 19 de septiembre. A la vez, la organización médica continúa con sus actividades en distintas comunidades del estado de Oaxaca, afectadas por otro sismo, doce días antes.
 
MSF activó su respuesta de emergencia al producirse un sismo de 7.1 grados en escala Richter, con epicentro en Axochiapan, estado de Morelos, que azotó fuertemente a la Ciudad de México, Puebla y Cuernavaca, entre otras muchas localidades del centro del país; dejando un saldo preliminar de 228 personas fallecidas. La cifra de heridos no se ha confirmado pero se estima en miles, aunque la mayoría sin gravedad.
 
En las primeras 24 horas, los equipos de MSF comenzaron a brindar apoyo psicosocial a la población en las zonas con estructuras colapsadas. MSF desplegó cuatro equipos –conformados por psicólogos y trabajadores sociales- en distintos puntos en los que aún se están llevando a cabo actividades de rescate. Los equipos médicos de MSF están apoyando a los familiares a sobrellevar y superar este momento de crisis, y a la población a reforzar su capacidad de resiliencia ante la estresante situación.
 
En la Ciudad de México colapsaron 39 edificios; en tanto que en el estado de Morelos se reportaron más de dos mil casas con daños, siendo las ciudades de Jojutla y Cuernavaca las más afectadas. La zona de la Mixteca Poblana fue la más golpeada, con edificios públicos, escuelas, estructuras coloniales y más de 60 iglesias derrumbadas o dañadas en más de cien municipios. Gran parte de la población de estos estados sufrieron cortes en los servicios de agua, gas, electricidad y en algunos casos, telefonía.
 
Las consecuencias de este sismo se suman a las provocadas por el movimiento del pasado 7 de septiembre, que tuvo una magnitud de 8.1 grados Richter e impactó a la zona sur del país, principalmente al estado de Oaxaca, donde Médicos Sin Fronteras se encuentra brindando asistencia médica primaria y apoyo en salud mental. En la zona de Juchitán, la región de ese estado más golpeada por el terremoto del día 7, MSF está presente con un equipo móvil que brinda atención de salud primaria y salud mental. Este equipo ha evaluado 12 municipios y actualmente concentra su asistencia en el municipio de San Francisco Ixhuatán. Además, MSF está planificando actividades psicosociales para apoyar a las personas del municipio San Mateo del Mar.
 
MSF también se encuentra monitoreando las necesidades médicas y psicológicas en los otros estados afectados, particularmente en Morelos donde se están evaluando necesidades de asistencia médica, psicosocial y de distribución de productos higiénicos no alimenticios. 

 

Desastres naturales: así intervenimos

 
 
 

Entradas relacionadas