11.03.2017
Ha pasado un año desde que empezamos a ofrecer asistencia vital en el Hospital General Rural de Thi As Sufal, en la gobernación de Ibb. Allí atendemos una media de 250 urgencias por semana y aseguramos la presencia de cirujanos y anestesistas especializados.
 
El Hospital General Rural de Thi As Sufal, conocido localmente como Hospital Al Kaida, es uno de los numerosos centros de salud en Yemen económicamente paralizado por la guerra que comenzó en marzo de 2015. Está situado en una zona que alberga a cerca de 500,000 personas, además de los desplazados internos que huyeron de la primera línea de combate, a sólo 20 kilómetros, en la gobernación de Taiz. En este hospital, recibimos a pacientes de las gobernaciones de Ibb y Taiz, y atendemos a una media de 250 urgencias por semana.
 
"Desde el inicio de la guerra, las necesidades médicas en el país se han disparado", afirma Satoru Ida, nuestro coordinador general en Yemen. "Para responder a esta situación, hemos aumentado la asistencia a las personas que tienen dificultades para acceder a servicios de emergencia y a atención médica básica. Nuestro nuevo proyecto en el distrito de Thi As Sufal forma parte de esta ampliación. Buscamos garantizar el libre acceso a una asistencia sanitaria de urgencia de calidad. Significa mejorar la gestión de incidentes con gran volumen de víctimas del hospital, proporcionar cirugía vital y facilitar la hospitalización para las afecciones médicas más graves".
 
En este hospital, gestionamos un servicio de hospitalización con 54 camas que incluye una unidad de cuidados intensivos para niños y adultos, y proporciona cirugía vital, como en los casos de trauma y cesáreas.
 
 

Cinco veces más en quirófano

 
En poco más de diez meses, hemos tratado a 6,081 pacientes en la sala de urgencias, hemos realizado 2,117 intervenciones quirúrgicas e ingresado a 1,498 pacientes en el hospital. Desde el inicio del proyecto, los casos en la sala de urgencias y el quirófano han aumentado 1,5 y 5 veces respectivamente.  
 
"El hospital proporcionaba servicios muy limitados ya que carecía de personal médico especializado para manejar el equipo médico del hospital", comenta el doctor Samir Al Ariqi, director general del Hospital del Ministerio de Salud. "MSF empezó a trabajar en el quirófano y la sala de urgencias proporcionando servicios de salud para salvar vidas, así como los medicamentos y suministros médicos necesarios", añade. Así, ahora aseguramos la presencia de personal especializado en el hospital, tales como cirujanos generales y ortopédicos, y médicos anestesistas.
 
Además de nuestro trabajo en el Hospital General Rural, proporcionamos servicios de emergencia para salvar vidas en la sala de urgencias del Hospital Al Thawra, en la principal ciudad de Ibb.
 
En Yemen, trabajamos en las gobernaciones de Ibb, Taiz, Saada, Hajja, Amran, Adén, Ad Dali y Saná. Toda la atención médica es gratuita y accesible a todos sin discriminación. Tratamos a pacientes con independencia de sus afiliaciones religiosas, tribales, políticas o de cualquier otro tipo. En todo el país y desde marzo de 2015, hemos atendido a más de 50,000 heridos de guerra y víctimas de la violencia tanto en los hospitales que gestionamos como en los que apoyamos.
 

LEER MÁS

Yemen: MSF reinicia su trabajo en el hospital del distrito de Haydan

El espíritu de ayuda no ha muerto en Yemen

 

Entradas relacionadas