02.03.2017
Seis meses después de la retirada del personal de Médicos Sin Fronteras (MSF) del norte de Yemen debido al bombardeo de su hospital en Abs, en la gobernación de Hajjah, la organización humanitaria ha reiniciado su trabajo en el hospital del distrito de Haydan, en la gobernación de Sa’ada.
 
Después del ataque aéreo del 15 de agosto en el hospital de Abs, que mató a 19 personas, y de una ofensiva contra varias instalaciones médicas en el norte de Yemen, que se saldó con 24 personas heridas, MSF decidió evacuar a la mayor parte de su personal de las gobernaciones de Hajja y Sa'ada. Pero el 19 de febrero, un equipo de MSF volvió a trabajar en el hospital Haydan. Hasta 200.000 personas en esta región montañosa dependen de este centro para recibir atención médica.
 
"La situación empeora cada día en Yemen y la necesidad de atención médica continua aumentando", dice Ghassan Abou Chaar, representante de MSF en Yemen. "El hospital más cercano está a dos horas de Haydan, pero con la escasez de combustible, la gente tiene dificultades de acceso".
 
Antes de su retirada del hospital de Haydan el pasado mes de agosto, el equipo de MSF daba apoyo a la unidad de emergencias, al departamento de pacientes hospitalizados, a la unidad de maternidad y  al sistema de derivación de pacientes, además de a la logística general del centro. La organización médica reanudará estas actividades y aumentará su apoyo al departamento de pacientes hospitalizados.
 
En los últimos dos años, un gran número de centros de salud en Yemen han sufrido  ataques aéreos, incluido el propio hospital de Haydan, que fue bombardeado el 26 de octubre de 2015 hiriendo a un miembro del personal sanitario. Estos ataques han ejercido una enorme presión a un sistema de salud ya de por sí debilitado. Además, la población tiene cada vez más miedo de acudir a los hospitales por temor a que sean blanco de los bombardeos.
 
“El reinicio de nuestro trabajo en el hospital de Haydan, así como la ubicación del centro, han sido comunicados a todas las partes en el conflicto, y esperamos que respeten su integridad", dice Abou Chaar. "El pueblo de Yemen debe tener acceso seguro a los hospitales y otros servicios de salud".
 
MSF está trabajando en 12 hospitales y centros de salud en Yemen y da apoyo a otros 18 en diez gobernaciones: Taiz, Aden, Al-Dhale, Saada, Amran, Hajjah, Ibb, Hodaida, Abyan y Sanaa.
 

LEER MÁS

Yemen: "las personas venían a buscar ayuda todo el tiempo"

 

Entradas relacionadas