Emergencia climática: MSF trabaja para reducir las emisiones de carbono y ayudar a salvaguardar la salud de los más vulnerables

  • ESTÁS AQUÍ
  • Actualidad
  • Emergencia climática: MSF trabaja para reducir las emisiones de carbono y ayudar a salvaguardar la salud de los más vulnerables
Foto de archivo: La madera es recolectada por mujeres en Rubkona en Sudán del Sur. Las inundaciones han devastado Unity State y las actividades generadoras de ingresos, como la recolección de leña, se han vuelto cada vez más difíciles. Mayo de 2022 ©Peter Caton

La crisis climática no es una amenaza para el futuro.  

Está aquí hoy, afectando dramáticamente la salud y el bienestar de las personas en todo el mundo.   

Si no se adoptan urgentemente medidas de mitigación a gran escala en toda la sociedad, las consecuencias de la emergencia climática afectarán cada vez más a la salud de las personas. Estas consecuencias incluyen fenómenos meteorológicos extremos y cambios en los patrones de enfermedades mortales, como la malaria, el dengue y el cólera.  

Las sequías, las inundaciones, las plagas de insectos y los cambios en el régimen de lluvias pueden poner en peligro la producción de alimentos y los medios de vida de la población.  

En Médicos Sin Fronteras (MSF), nuestros equipos están respondiendo a los impactos humanitarios y médicos relacionados con el cambio climático y la degradación del medio ambiente en muchos lugares del mundo. Muchos de estos lugares se encuentran en los países que se consideran de mayor riesgo por los efectos del cambio climático.

Hoja de ruta para la reducción del carbono. By MSF
©MSF

 

Un compromiso para reducir las emisiones 

Como organización medico humanitaria, no podemos ignorar esta situación. Por un lado respondemos a las consecuencias sanitarias y humanitarias generadas o agravadas por las emisiones de carbono. Pero, por otro lado, también somos conscientes de que estamos contribuyendo a esas emisiones al realizar nuestras actividades. 

Reconocemos que tenemos una clara responsabilidad de mejorar nuestra huella medioambiental. Por ello, nos hemos comprometido a mitigar nuestra contribución a la crisis climática al establecer un objetivo de reducción de carbono en diciembre de 2021.  

Nos comprometemos a reducir nuestras emisiones en al menos un 50% en comparación con los niveles de 2019 para el 2030. Con este objetivo, pretendemos trazar una trayectoria firme hacia la descarbonización, alineando a MSF con los objetivos del Acuerdo de París sobre el clima para limitar el calentamiento global por debajo de los dos grados centígrados. 

Con esa ambición, nos unimos a cerca de 200 organizaciones humanitarias que han firmado la Carta sobre el Clima y el Medio Ambiente para las Organizaciones Humanitarias. 

Como organización médica de respuesta a emergencias, nuestra prioridad siempre será brindar asistencia rápida a las personas en algunos de los lugares más remotos del mundo. Pero debemos encontrar la manera de hacer esto mientras minimizamos nuestra huella ambiental. 

Hoja de ruta para la reducción del carbono MSF
Hoja de ruta para la reducción del carbono. ©MSF

 

Actualmente estamos midiendo el alcance total de nuestra huella de carbono en todas las entidades de MSF. Finalizamos la medición de la huella de carbono de nuestro Centro Operativo en Ginebra, que supervisa los proyectos médico humanitarios en 26 países. La huella calculada para el año 2019 se estima en 68.766 tCO2e. (1)  

Toma en cuenta las fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero de las que somos responsables, incluyendo las emisiones directas e indirectas. La huella estimada incluye las emisiones de nuestra sede en Ginebra y de la puesta en marcha de nuestros programas en los países en los que trabajó el Centro Operativo de MSF en Ginebra durante 2019. 

Cinco áreas clave representan más del 95% de las emisiones totales:  

  1. La compra de bienes y servicios 
  2. Consumo de energía 
  3. Transporte de personal 
  4. Transporte de mercancías  
  5. Generación de residuos. 

Una hoja de ruta para la descarbonización   

El Centro Operativo de MSF en Ginebra se ha asociado con The Climate Action Accelerator para diseñar una hoja de ruta de descarbonización adaptada a la realidad de nuestras actividades médicas y humanitarias. Concentraremos los esfuerzos en la aplicación de soluciones que tengan el mayor impacto en la reducción del carbono.  

Esto significa que implementaremos soluciones para reducir las emisiones relacionadas con los viajes del personal, el material que compramos para realizar nuestros proyectos médicos, el transporte de mercancías, la forma en que realizamos las prácticas médicas, la forma en que utilizamos la energía y cómo gestionamos los residuos generados por nuestras actividades.  

 

¿Quieres conocer más? ¿O leer el informe completo? Lo encuentras aquí en inglés

(1) Un equivalente de dióxido de carbono o equivalente de CO2, es una medida métrica utilizada para comparar las emisiones de varios gases de efecto invernadero sobre la base de su potencial de calentamiento global, mediante la conversión de cantidades de otros gases a la cantidad equivalente de dióxido de carbono con el mismo potencial de calentamiento global.
Compartir

Relacionados

Colabora