“Esta crisis climática también afectará la forma en cómo nos comunicamos”

El trabajo de MSF consiste en reducir el impacto de nuestras actividades en Kiribati, como escenario vulnerable al clima. El equipo se desplaza en bicicleta
Foto de archivo. Kiribati: Donde chocan la salud planetaria y la salud pública. Parte de nuestro trabajo consiste en reducir el impacto de nuestras actividades en Kiribati, como escenario vulnerable al clima. El equipo se desplaza en bicicleta. ©Sandra Sedlmaier-Ouattara/MSF

Alan González es médico y se unió al equipo de Médicos Sin Fronteras (MSF) en 2009, sus primeras actividades fueron en Haití, después del terremoto de 2010. A su regreso formó parte del grupo de emergencia y por seis años cubrió aproximadamente 20 misiones en distintos países y contextos, como República Democrática del Congo, Camerún, Níger, Irak y Siria. En esta entrevista nos cuenta sobre su experiencia y los desafíos que tiene ser médico en contextos de crisis. 

 

¿Qué destacas de los años que has trabajos en MSF? 

Mi trayectoria en MSF ha sido muy variada, he estado en muchos proyectos, el más corto fue de 2 a 3 meses, todos en contextos muy diferentes, entre violencia, guerra, población desplazada, epidemias. Me ha tocado hacer múltiples actividades, al final todo es ganar experiencia. 

Especialmente en el proyecto por cólera en Haití logramos desarrollar múltiples actividades con la comunidad en Cabo Haitiano, en el departamento Norte, y también visitamos los alrededores, estábamos metidos en zonas remotas, para tener puntos de rehidratación oral y poder trabajar con toda la comunidad. 

Alan González médico de MSF.
Alan González, médico de MSF, ha trabajado en la lucha contra enfermedades en varios países de África y en el apoyo a personas migrantes y refugiadas en Grecia. ©MSF

 

¿Qué es lo que destacas de tu labor como médico en emergencias? 

Colaborar en la implementación de un sistema que ayude a la gente para que se puedan atender a más pacientes en un día, en lugar de solo ver a 40 personas que logremos brindar atención a 300 o más, eso es algo que me gustó desde el principio: tratar de ayudar. 

 

¿Qué diferencias en la respuesta de MSF al momento de actuar? 

En el mundo humanitario MSF se destaca por responder rápidamente a las emergencias sin necesidad de toda la burocracia de pedir fondos, por ejemplo. Esa parte de independencia es clave, no solo en cuestión monetaria, sino también política. Buscamos enfocarnos en todos los aspectos del conflicto como el acceso o la incidencia. 

 

¿Cuál es uno de los desafíos que enfrenta la acción humanitaria? 

Actualmente las personas van entendiendo que el cambio climático es algo que está afectando ya, lo ha hecho antes, y claro cambiará mucho el escenario humanitario y las necesidades- 

Esta crisis climática también afectará la forma en cómo nos comunicamos, cómo viajamos: si lo haces en avión o en tren; va a cambiar mucho el aspecto en diferentes partes, por todas las nuevas guerras mediáticas que estamos viviendo y que también nos afectan porque terminamos en medio. 

Desde mi experiencia en el ámbito humanitario es importantes saber que lo más útil que puedes hacer en cada proyecto es brindar acceso, llegar y ayudar para que menos personas mueran o enfermen, saber cómo podemos mejorar para tratar la desnutrición de las niñas y niños, por ejemplo. No solo se trata de saberse el protocolo, sino hay que saber adaptarse. 

Compartir

Relacionados

Colabora