Estados Unidos: Médicos Sin Fronteras espera la pronta finalización de la política xenófoba llamada Título 42

  • ESTÁS AQUÍ
  • Actualidad
  • Estados Unidos: Médicos Sin Fronteras espera la pronta finalización de la política xenófoba llamada Título 42

El gobierno de Estados Unidos pretende ponerle fin al Título 42, una orden de salud pública que ha sido utilizada como pretexto para bloquear y expulsar a personas que buscan protección en los Estados Unidos. De acuerdo a reportes de medios de comunicación, por esta medida se han realizado más de 1.7 millones de expulsiones en los últimos dos años. Los cambios pueden tener efectos hasta finales de mayo.

El gobierno de Estados Unidos pretende ponerle fin al Título 42, una orden de salud pública que ha sido utilizada como pretexto para bloquear y expulsar a personas que buscan protección en los Estados Unidos. De acuerdo a reportes de medios de comunicación, por esta medida se han realizado más de 1.7 millones de expulsiones en los últimos dos años. Los cambios pueden tener efectos hasta finales de mayo.  

Médicos Sin Fronteras (MSF) espera la confirmación oficial de esta decisión, largamente aplazada, de revocar una política xenófoba que no contribuye a proteger la salud pública y que, de hecho, amenaza directamente la vida y la salud de muchas de las personas que atendemos. 

El Título 42 -invocado por la administración Trump en marzo de 2020 al inicio de la pandemia de COVID-19 y prorrogado en repetidas ocasiones por la de Biden- bloquea efectivamente a los solicitantes de asilo y autoriza expulsiones masivas sin el debido proceso desde Estados Unidos a ciudades peligrosas a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, y a países de origen y residencia como Haití, Brasil y Colombia.  

Las personas que buscan seguridad son abandonadas con acceso limitado a refugio y servicios básicos, y viven bajo la constante amenaza de violencia y extorsión por parte de bandas criminales o de la policía local. 

MSF ha brindado apoyo médico y psicosocial a las personas a lo largo de la ruta migratoria en México desde 2012. Los equipos de MSF han sido testigos de las consecuencias médicas y han escuchado acerca de los riesgos y las amenazas que las personas solicitantes de asilo y migrantes han tenido que pasar debido al Título 42.  

Muchos pacientes de MSF en México han huido de la violencia y la persecución en sus países de origen. Sufren lesiones físicas y traumas psicológicos a causa de la violencia de ellos, y a menudo informan de que han sido víctimas de más violencia a lo largo de la ruta migratoria. Algunos solicitantes de asilo también han denunciado abusos físicos durante su corta detención en Estados Unidos. 

La doctora Carrie Teicher, directora de programas MSF en Estados Unidos, dio la siguiente declaración:  

“La decisión de finalizar el Título 42 es una enorme victoria para cientos de miles de personas a quienes se les ha impedido buscar seguridad en la frontera estadounidense. 

El título 42 es una política xenófoba que utiliza las preocupaciones de salud pública en torno a la COVID-19 como una excusa para cerrar la frontera a solicitantes de asilo. Es imposible expresar completamente el impacto devastador de 1,7 millones de expulsiones de personas. Nunca ha habido una justificación de salud pública para el Título 42 y su fin llegará dos años tarde para muchas personas vulnerables. 

Esperamos que quienes han esperado por meses en condiciones precarias en México finalmente tengan una oportunidad para solicitar asilo. Con el fin del Título 42 previsto para mayo, esperamos que las personas que huyen de la violencia o persecución – independientemente de su nacionalidad o etnia – puedan ejercer su derecho legal para solicitar asilo en la frontera sur de Estados Unidos.  

El gobierno de Biden ha tenido más de 14 meses para planificar adecuadamente el levantamiento de esta medida y es el único responsable de garantizar que el sistema de asilo sea completamente funcional. 

Es importante que los procesos de las personas migrantes y solicitantes de asilo se realicen de manera segura, humana y ordenada. El alojamiento adecuado y los servicios de apoyo esenciales deben tener fondos suficientes y un personal capacitado, tanto en Estados Unidos como en México.  

Es crucial que el fin del Título 42 no sea utilizado durante el gobierno de Biden como justificación para imponer medidas adicionales para impedir que las personas soliciten asilo en la frontera sur de Estados Unidos. 

Una vez más, realizamos un llamado al gobierno de Biden para que cumpla su promesa de la crear un sistema de asilo seguro y humano, que reconozca que la búsqueda de seguridad no es un crimen”.

Compartir

Relacionados

Colabora