Francia: el campo de refugiados de Dunkerque, condenado a cerrar

MSF denuncia la decisión que condena al campo de refugiados de Dunkerque a un posible cierre.

De acuerdo con las autoridades locales, el campo de refugiados conocido como ‘La Linière’, en Grande Synthe, en las afueras de Dunkerque al norte de Francia, cerrará sus puertas a los recién llegados.
 
El plan es reducir la capacidad del campo a 300 personas para finales del año, probablemente para cerrarlo completamente a principios de 2017. Si el plan continúa, miles de refugiados y migrantes serán vulnerables a la miseria y a la violencia con la llegada del invierno, advierte la organización médico humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF).
 
 
MSF pide a las autoridades locales suspender todos los planes para evacuar a los residentes del campo y de desmantelar todos los campos de refugiados existentes en Grande Synthe, Calais y en otras partes del norte de Francia; para poder encontrar otras alternativas.
 
En un comunicado enviado a la compañía que gestiona la seguridad en el campo de La Linière el 5 de octubre de 2016, la subprefectura de Dunkerque dio instrucciones de no permitir la entrada a ningún recién llegado al campo, incluyendo “a los menores, familias, mujeres embarazadas, ancianos y personas en situaciones adversas”. El ayuntamiento de la ciudad no puso ninguna objeción al plan. Como medida de emergencia, la asociación benéfica UTOPIA 56 alojó temporalmente a seis familias en un hotel local.
 
El campo La Linière abrió a principios de marzo de 2016 para albergar a alrededor de 1,500 refugiados y migrantes, incluyendo a bebés y niños, que han estado viviendo en condiciones miserables y rodeados de lodo, basura y ratas en un campo no oficial en las inmediaciones. El nuevo campo de 4 millones de euros, construido por el ayuntamiento de la ciudad y por MSF,  proporcionó condiciones de vida más humanas a sus habitantes. Las personas están alojadas en refugios básicos de madera, pero al menos el área está limpia y es segura.
 
En Julio de 2016, poco después de que el gobierno anunció que financiaría el campo, se tomó la decisión de denegar la entrada a los adultos recién llegados que viajaran solos. Esta decisión fue denunciada por MSF.  
 
youtube://v/2b7nb7aiHvI
 
“Bloquear el acceso de los recién llegados al campo en Grande Synthe es aún más desconcertante dado el inminente desmantelamiento de “la Jungla” de Calais," dice Franck Esnee, jefe de misión de MSF en Francia. “Entonces, ¿a dónde deberían ir los refugiados y migrantes que vienen al campo la Linière? Esta decisión fue tomada apresuradamente, sin pensar en las consecuencias en  ningún momento y sin proporcionar otras soluciones. Todas las personas que se niegan a abandonar su sueño de llegar a Inglaterra tendrán que encontrar refugio en otro lugar.”
 
“Esta política de destruir sistemáticamente todos los campos existentes y prevenir la construcción de nuevos campos no llevará a ningún lado,” comenta Esnee. “Sin ningún plan alternativo para proporcionar refugios, quienes viajan solos, las familias e incluso los niños sin acompañante serán condenados a sobrevivir el invierno como vagabundos, en la miseria y vulnerables ante la violencia,” concluye.
 

LEER MÁS

Nuevos alojamientos para refugiados en el campo de Grande-Synthe

Compartir

Relacionados

Colabora