Guatemala: Queremos fortalecer el autocuidado de las personas con enfermedades renales

Ana Lourdes Tojín. © Arlette Blanco / MSF

Ana Lourdes Tojín es la trabajadora social del proyecto de Médicos Sin Fronteras (MSF) en el sur de Guatemala. Ella, junto a un equipo interdisciplinario, se encarga de visitar a las personas identificadas por MSF con Enfermedad Renal Crónica no Tradicional (ERCnT) en los estadios más avanzados. En esta entrevista nos cuenta los retos que se ha encontrado y cómo el equipo se ha consolidado para trabajar mejor con la comunidad.

 

¿Qué reto ha enfrentado tras un año de actividades?

Llegar a las personas que nos necesitan, porque aunque las distancias no son muy largas los caminos que debemos recorrer se inundan o se secan demasiado. En época de invierno los ríos se salen y en época de verano el polvo es intenso.

¿Qué beneficios le ha traido a las personas el trabajo que realizan con ellas?

Los pacientes están encontrando la manera de prolongar la vida y que la salud en sus riñones no siga deteriorándose. Al menos en mi caso, veo personas que al inicio están muy descompensadas, incluso han perdido las esperanzas porque ingresar a una atención especializada presenta dificultades, tanto por el factor económico, como la distancia, por los servicios están centralizados en la capital. Entonces, cuando logramos que todas esas barreras que tienen las logren superar, es gratifacamente. Mucha gente continua sus procesos e indica que se que se encuentran mejor.

¿Qué es lo que más necesitan?

Empatía y más herramientas para que puedan apropiarse de su proceso y en el futuro, también sean capaces de gerenciar todas sus necesidades.

¿Cómo suelen encontrar estos casos que necesitan apoyo de MSF?

Tenemos personas que han llegado de diferente manera. Los referidos por el área de promoción, que son los que son diagnosticados en los tamizajes comunitarios. También tenemos a los pacientes que normalmente son vistos en el tamizaje institucional, que son los que compañeros de MSF están atendiendo dentro de las instalaciones de los servicios de salud pública en los municipios de La gomera o La democracia. También tenemos los pacientes que son referidos por un amigo, o los que obtienen nuestro número de teléfono.

Ana Lourdes Tojín. © Arlette Blanco / MSF

 

¿Cuáles son los planes para fortalecer el autocuidado?

Que vean oportunidades y que su condición no sea tampoco una limitante. Sabemos que no pueden ejercer algunas actividades, pero sí podrían reinventarse en el sentido de ocupar su tiempo y sus energías con procesos creativos para incluirse en la economía, porque realmente lo que les afecta es que no están llevando ningún recurso económico a su casa.

Entonces, también lo que nosotros vemos como una oportunidad es fortalecer las asociaciones a nivel comunitario de pacientes renales y que ellos empiecen a generar procesos, para también fortalecer la incidencia.

¿Cómo ha sido su experiencia trabajando con la organización?

Valoro el sentido de humanidad que debe estar presente en todo proceso, en todo momento. La dignidad que se le da al paciente es algo tan importante porque se le deja de ver como alguien que nada más es sujeto de cuidados.

Algo más que veo desde Médicos Sin Fronteras es que siempre se tiene la visión de que la persona está primero, que siempre se tiene que hacer todo lo mejor y lo posible. Buscar soluciones, gestionar. No estar nada más detrás de un escritorio.

¿Con qué palabras definirías tu trabajo?

Compromiso, empatía y amor.

_______________________________________________________________________________

Desde 2021, Médicos Sin Fronteras (MSF) está en La Gomera, La Democracia y Sipacate, en Escuintla, en Guatemala, trabajando en el fortalecimiento del sistema de salud para la prevención, el diagnóstico temprano, el tratamiento y la vigilancia de la Enfermedad Renal Crónica no Tradicional (ERCnT). Promoviendo conversaciones interinstitucionales a nivel municipal, departamental y nacional para el seguimiento en las etapas tardías de la enfermedad renal crónica que requieren diálisis y hemodiálisis. MSF también realiza actividades de promoción de la salud, exámenes de detección, atención médica, atención psicológica, asesoramiento de trabajo social, cuidados paliativos y formación del personal sanitario, de laboratorio y de farmacia.

Compartir

Relacionados

Colabora