Haití: con dificultades logísticas, MSF amplía las estructuras de salud

Los equipos en Puerto Príncipe siguen bajo una gran presión, en busca de más estructuras para llevar a cabo cirugías urgentes y tratando de hacer llegar nuevos suministros médicos.

Los equipos en Puerto Príncipe siguen bajo una gran presión, en busca de más estructuras para llevar a cabo cirugías urgentes y tratando de hacer llegar nuevos suministros médicos.

Hasta el momento, unas 3.000 personas han recibido atención primaria y alrededor de 400 tuvieron que ser operados en la capital haitiana. Las lesiones graves más comunes son las fracturas abiertas, las lesiones craneales y las heridas infectadas que requieren amputación (gangrena). Al mismo tiempo, MSF ha estado desplazándose por la periferia de la ciudad y evalúa dónde brindar atención según las prioridades.

Marie-Christine Ferir, una de las coordinadoras de emergencia de MSF, dice que la situación general sigue siendo muy difícil y los heridos en la ciudad llevan esperando demasiado tiempo: "los hospitales que permanecen en pie están abarrotados. Aunque hay un ligero aumento de la capacidad quirúrgica en Puerto Príncipe, con la ampliación de actividades por parte de MSF y otras organización que están llegando, todavía se está muy lejos de absorber el gran número de pacientes que necesitan cirugía urgente. Hemos tenido que priorizar pacientes con lesiones graves para los que la cirugía es el único modo de salvarles la vida."

Después de que a un avión de MSF le fuera negado el permiso para aterrizar en Puerto Príncipe, las partes restantes de un hospital inflable con dos quirófanos llegaron hoy por tierra desde República Dominicana. Ya se ha identificado un terreno para la ubicación del hospital y se ha comenzado a trabajar de inmediato en el montaje para su pronta utilización.

Otros equipos de MSF han estado en la periferia de la ciudad, allí han encontrado un gran número de personas heridas e importantes daños. En Jacmel, en la costa sur, muy cerca del epicentro del terremoto, alrededor del 60% de los edificios fueron destruidos. Allí, MSF comenzará a trabajar en un quirófano que logró rescatar del Hospital de la zona.

Al estar bloqueados los caminos, la mayor parte del material y personal tiene que transportarse en helicóptero. En Saint-Marc, a unos 40 km al norte de la costa, si bien los daños no son tan grandes, muchas personas que huyeron de Puerto Príncipe, necesitan servicios sanitarios.
En Leogane, al oeste de la capital, también con daños severos, MSF ha habilitado un centro de tratamiento.

Existe una gran preocupación en torno a los suministros médicos, ya que se han utilizado grandes cantidades durante los últimos 6 días y hay enormes dificultades para su reposición. Los vuelos a Puerto Príncipe siguen siendo muy restringidos y los problemas de logística son uno de los principales obstáculos por estos días.

En estos momentos se encuentran trabajando 165 profesionales internacionales, que se sumaron a un staff de 750 haitianos.

Merece una mención particular la entrega de los miembros del personal nacional que han acudido a trabajar con frecuencia a pesar de que muchos de ellos han puesto en riesgo sus propias vidas y han perdido a miembros de sus familias.

MSF sigue tratando de ponerse en contacto con nuestros colegas haitianos desaparecidos, pero hasta ahora no se ha podido saber de todos ellos. Ampliaremos esta información a medida que pasen los días y podamos tener un recuento exaustivo.

Compartir

Relacionados

Colabora