Los desafíos del tratamiento del cáncer en Mali

Alice Authier, coordinadora del proyecto de oncología de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Mali, nos explicó los desafíos de la detección y el tratamiento del cáncer en el país. Desde el 2018, nuestros equipos han unido fuerzas con el Ministerio de Salud de Mali para ayudar a las pacientes diagnosticadas con cáncer de mama o cáncer cervicouterino.

Alice Authier, coordinadora del proyecto de oncología de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Mali, nos explicó los desafíos de la detección y el tratamiento del cáncer en el país. Desde el 2018, nuestros equipos han unido fuerzas con el Ministerio de Salud de Mali para ayudar a las pacientes diagnosticadas con cáncer de mama o cáncer cervicouterino. 
 

Durante octubre, MSF y sus colaboradores examinaron a más de 5,000 mujeres en Bamako para detectar cáncer cervical y de mama. ¿Qué tipo de apoyo pueden brindar nuestros equipos? 

Nuestro objetivo ha sido desarrollar un proyecto con las autoridades de Mali para garantizar que todas las mujeres con sospecha de tener cáncer cervicouterino o de mama tengan acceso a exámenes de detección y tratamiento. El diagnóstico oportuno, particularmente en el cáncer de mama, es fundamental para mejorar las posibilidades de sobrevivencia y garantizar el acceso rápido al tratamiento. Este es el mensaje repetido una y otra vez por todas las asociaciones, trabajadores y trabajadoras de la salud y personas voluntarias que participaron en la campaña ‘Octubre Rosa’ para la sensibilización sobre el cáncer en Bamako. 

Organizamos campañas de información, donamos equipos y brindamos asistencia técnica a personal de enfermería, parteras y parteros en los centros de salud de Bamako. También cubrimos los gastos de las mamografías, exámenes adicionales, imágenes médicas y seguimiento de las pacientes mientras están en tratamiento. 

Todas las muestras se envían al laboratorio del Hospital Point G, el único laboratorio del país financiado con fondos públicos que cuenta con las instalaciones necesarias para diagnosticar el cáncer. Ayudamos a renovar y equipar el laboratorio, y continuamos nuestro trabajo allí para garantizar que los diagnósticos sean precisos y rápidos. Depende de los resultados, ofrecemos a las pacientes terapias específicas. 

¿Cuáles son esas terapias y qué paquetes de atención están disponibles para las pacientes? 

Hay tres terapias que, dependiendo de la etapa del cáncer, pueden usarse juntas o por separado: la cirugía, quimioterapia y radioterapia. Un equipo médico de MSF, en conjunto con el Ministerio de Salud, brinda sesiones de quimioterapia en los departamentos de oncología y hematología del Hospital Point G. 

En 2020, brindamos un total de 3,000 sesiones. También hemos renovado una sala para preparar las quimioterapias y mejorar los estándares de seguridad. Y, cuando el gobierno se queda sin medicamentos, los suministramos para que las pacientes tengan acceso a un tratamiento gratuito. También pagamos para que las pacientes se realicen una cirugía en los hospitales Point G y Gabriel Touré, ya que es fundamental que puedan iniciar el tratamiento lo más rápido posible. Vencer la enfermedad es una carrera contra el tiempo. 

 

La radioterapia, que se utiliza a menudo para tratar el cáncer de mama y el cáncer cervical, está disponible en el hospital de Mali, que tiene la única máquina de radioterapia del país. Y como el país tiene una población de más de 20 millones, no es suficiente para tratar a todas las pacientes. Los tiempos de espera pueden ser largos y las averías son comunes. 

También cabe señalar que la radioterapia no puede ser interrumpida porque los efectos pueden ser más dañinos para la paciente. 

¿Cuáles son las siguientes etapas para el proyecto de oncología en Mali? 

Los cuidados paliativos, el manejo de dolor, el apoyo psicológico y social, el cuidado de heridas malignas – incluso en el hogar – continúan siendo una parte importante de nuestro trabajo con las pacientes. 

Planeamos hacer aún más para informar a las mujeres y a sus familias sobre la importancia de hacerse las pruebas y las diferentes opciones de tratamiento disponibles para ellas. También necesitamos aumentar la detección sistemática del cáncer de mama y cervicouterino en las consultas médicas. Ahora queremos ir más allá de Bamako y establecer actividades similares en otras regiones del país. 

La construcción de una atención multidisciplinaria contra el cáncer de la mano de las autoridades sanitarias, asociaciones y sociedad civil de Mali; así como la facilitación del acceso de las pacientes a las vías de tratamiento, y la radioterapia en particular, son la prioridad para los próximos años. 

Compartir

Relacionados

Colabora