México: La violencia en Guerrero y Michoacán afecta la salud mental de la población

MSF en Michoacán y Guerrero
Una integrante de MSF charlando con sus pacientes. © Yesika Ocampo/MSF

La constante exposición a la violencia por el control del territorio entre diversos actores armados en Guerrero y Michoacán, en México, tiene un impacto directo en la salud de la población, especialmente en la salud mental, así lo señalamos desde Médicos Sin Fronteras (MSF) en el Informe Impacto Psicosocial de la violencia que fue presentado a cada una de las secretarias de Salud de ambos estados en días recientes.

De enero de 2015 a diciembre de 2021, en MSF realizamos diferentes proyectos de atención por medio de clínicas móviles para atender las necesidades médicas y de salud mental en las poblaciones afectadas y sin acceso a servicios médicos básicos debido a la situación de violencia e inseguridad en ambos estados del sur de México. Durante ese periodo, ofrecimos atención médica primaria: realizamos 11,163 consultas médicas y psicológicas y 5,471 actividades psicosociales.

De acuerdo con el análisis de los datos de la atención brindada por nuestros equipos, así como testimonios de nuestros pacientes en el periodo comprendido entre 2015 y 2021 en el estado de Guerrero y en 2021 en Michoacán; en 7 de cada 10 casos, la violencia fue la principal causa de crisis que detonó la necesidad de atención por parte de nuestros equipos de salud mental.

“Haber atestiguado un hecho violento, las amenazas de secuestro y asesinato, tener un familiar asesinado o desaparecido, la extorsión generalizada, la violencia intrafamiliar y la imposición de fronteras invisibles que afectan la libertad de movimiento, entre otros factores, afectan la salud y la funcionalidad de las personas”, señaló Gemma Domínguez, jefa de misión de MSF en México. “El 40% de las personas atendidas en nuestras consultas de salud mental sufría depresión, el 32% ansiedad y el 9% tenía síntomas psicosomáticos, molestias físicas como consecuencia de la afectación mental”, concluye.

MSF en Michoacán y Guerrero - Actividades psicosociales
Un dibujo realizado por una de las personas que asistimos durante actividades de apoyo psicosocial © Yesika Ocampo/MSF

 

El documento que presentamos a las autoridades sanitarias resume los datos médicos de las actividades que realizaron nuestros equipos en MSF, enuncia los principales problemas de salud encontrados y recomendaciones para llevar a cabo acciones clínicas, de prevención y promoción de la salud que permitan brindar una respuesta a las necesidades de la población afectada por la violencia.

“Hay afectaciones que pueden ser atendidas en el ámbito comunitario y desde el primer nivel de atención, pero existen barreras en la atención de la salud. Hacen falta recursos humanos y el personal necesita estar capacitado en la atención para personas con trastornos mentales y neurológicos. También hay problemas de disponibilidad de medicamentos para dichas patologías. Desafortunadamente, la atención a la salud mental es el mayor vacío de la asistencia integral en México”, puntualizó Domínguez.

Para MSF, la violencia en México es una mezcla de múltiples factores que además tiene consecuencias sociales como el desplazamiento interno, intentos de búsqueda de asilo en el exterior, el confinamiento de comunidades enteras y barreras de acceso a los servicios de salud, entre otros; por lo que el abordaje de atención debe ser multidisciplinario con un enfoque comunitario que permita restablecer la sensación de seguridad dentro de las comunidades.

“Es importante abordar el tema de la invisibilidad de las comunidades expuestas de forma recurrente a la violencia por múltiples razones: estrategia política, indiferencia, desconocimiento en su abordaje, entre otros y desafortunadamente, la salud mental y psicosocial es asumida como última prioridad”, indicó Domínguez.

Así mismo, desde Médicos Sin Fronteras hicimos un llamado a prestar especial atención al impacto que tiene la violencia sexual, la tortura y la desaparición forzada, también observada en los años que duró nuestra intervención.

Compartir

Relacionados

Colabora