MSF amplía su respuesta ante las inmensas necesidades causadas por los sismos en Turquía y Siria

MSF ha bribdado apoyo inmediato en Siria tras el fuerte terremoto que también afectó a Turquía
Impacto del terremoto del 6 de febrero de 2023. Provincia de Idlib, noroeste de Siria. ©Omar Haj Kadour

Tras los fuertes terremotos que han sacudido el sur de Turquía y el noroeste de Siria, hoy 6 de febrero, Médicos Sin Fronteras (MSF), que ya prestaba apoyo a la población del noroeste de Siria, ha movilizado a sus equipos, juntamente con otros actores locales, para responder a las crecientes necesidades en la zona. Hasta el momento, la ONU ha confirmado más de 9,000 personas heridas y 2,300 muertes según las primeras estimaciones en ambos países.

Lamentablemente, un trabajador de MSF fue encontrado muerto bajo los escombros de su casa en Idlib, y otros miembros de la organización han perdido a familiares. “Estamos consternados y tristes por el impacto de este desastre en las miles de personas afectadas, incluidos nuestros colegas y sus familias”, afirma Sebastien Gay, coordinador General de MSF en Siria.

“Los centros médicos se han visto afectados y están desbordados, y el personal médico en el norte de Siria está trabajando sin descanso para responder al enorme número de personas heridas que llegan a las instalaciones sanitarias. Desde las primeras horas, nuestros equipos han atendido a unos 200 heridos y han recibido a 160 víctimas mortales en los centros y las clínicas que gestionamos o apoyamos en el norte de Idlib. Nuestras ambulancias también están desplegadas para asistir a la población”, añade.

MSF ha proporcionado apoyo inmediato a 23 centros de salud de las gobernaciones de Idlib y Alepo, donando kits médicos de emergencia y apoyando con personal médico para reforzar sus equipos.

Además, los equipos de MSF han donado mantas y artículos de primera necesidad a las poblaciones desplazadas del noroeste de Siria. El nivel de daños en la región ha causado la destrucción de cientos de casas, dejando a miles de personas sin hogar. Ha estado nevando los últimos tres días y la población permanece a la intemperie por temor a nuevas réplicas que se han sucedido a lo largo del día.

“Las necesidades son muy elevadas en el noroeste de Siria y este terremoto suma un nuevo drama para las poblaciones vulnerables que siguen sufriendo tras muchos años de guerra”, añade Gay. “Las enormes consecuencias de este desastre requerirán un esfuerzo de ayuda internacional a la altura”.

MSF permanece en estrecho contacto con las autoridades locales del noroeste de Siria y con las autoridades de Turquía para extender su apoyo allí donde sea necesario. Actualmente MSF está evaluando la situación y las necesidades en Idlib, el norte de Alepo y el sur de Turquía para ampliar su respuesta en consecuencia, ya que el número de muertos y heridos aumenta cada hora.

Compartir

Relacionados

Colabora