MSF consigue permiso para construir un nuevo campo de refugiados al norte de Francia

La organización médico humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF), consiguió permiso para instalar un nuevo campo de refugiados al norte de Francia para 2,500 personas que actualmente están varadas en apabullantes condiciones en un asentamiento informal en Grand Synthe, cerca de Dunkirk.

La organización médico humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF), consiguió permiso para instalar un nuevo campo de refugiados al norte de Francia para 2,500 personas que actualmente están varadas en apabullantes condiciones en un asentamiento informal en Grand Synthe, cerca de Dunkirk.
 
Ayer, 11 de enero, se comenzó a trabajar en el nuevo campo y tomará cuatro semanas terminarlo.
 
Las condiciones en Grande Synthe son de las peores que he visto en mis 20 años de trabajo humanitario,” comentó Vickie Hawkins, Directora Ejecutiva de MSF UK.
 
“Cientos de familias del Kurdistán Iraquí, incluyendo a varios niños pequeños, están varados en ríos de lodo con sólo unas tiendas de campaña endebles y mantas para protegerse del frío.
 
El lugar es propenso a inundaciones y no hay suficientes baños, agua o tomas de agua. Estas deplorables condiciones ya están causando problemas de salud y, cuando las temperaturas bajen aún más, la gente puede comenzar a morir a causa de la hipotermia.”
 

 

Bloqueados por las autoridades

 
A pesar del trabajo de los voluntarios británicos y de MSF, no es posible llevar las condiciones del asentamiento actual a los estándares internacionales mínimos; está hacinado, encharcado, y ha sido reservado por las autoridades locales para convertirse en un nuevo complejo habitacional.
 
A quienes trabajan en el lugar, al igual que a quienes viven allí, las autoridades les han prohibido llevar materiales como madera y lonas de plástico que puedan ser utilizadas para mejorar los refugios.
 
Los equipos médicos de MSF han trabajado en Grande Synthe durante las últimas seis semanas, y también han trabajado en otras áreas del norte de Francia por más de cuatro meses.
 
Además de tratar enfermedades de la piel como sarna, problemas estomacales e infecciones del tracto respiratorio alto; los médicos regularmente ven a personas, especialmente niños, que tienen quemaduras causadas por estar demasiado cerca del fuego al intentar entrar en calor.
 
Dejar que la gente se congele en el lodo para disuadir a otros de emprender el mismo trayecto no sólo es inaceptable, también es inhumano
 Vickie Hawkins, Directora Ejecutiva de MSF UK.
 

El nuevo campo incluirá tiendas de campaña que resistan el invierno

 
“Pregunté a una madre cómo mantenía a su bebé caliente por la noche,” dice Vickie Hawkins. “Su única opción era poner a dormir a su bebé sobre ella para que su cuerpo actuara como un aislante contra el suelo.
 
Otro hombre nos rogó que le diéramos algo de plástico para reforzar su casa de campaña, los voluntarios le dijeron que el material estaba en el auto, justo afuera del campo, pero que las autoridades les impedían introducirlo al lugar.”
 
El nuevo sitio está a unos diez minutos caminando de la locación actual, e incluirá 500 tiendas de campaña calientes y capaces de resistir al invierno. Cada una tendrá espacio para cinco personas.
 
El campo también tendrá suficientes tomas de agua, inodoros, regaderas y cocinas para cumplir los estándares humanitarios mínimos, así como instalaciones comunales, puntos con electricidad, un almacén y espacios para organizaciones humanitarias.
 
 

Políticas inhumanas

“Las políticas de Gran Bretaña y Francia en cuanto a estrategias de disuasión están causando una crisis humanitaria, al dejar sufrir a la gente en terribles condiciones de vivienda con serias implicaciones para su salud,” dijo Vickie Hawkins.
 
“El nuevo campo debe ser una solución temporal para llevar las condiciones de vivienda a los estándares humanitarios mínimos, el tipo de estándares que se logran en Jordania y Turquía, países que están hospedando a muchos más millones de personas desplazadas que las que se encuentran al norte de Francia.
 
Dejar que la gente se congele en el lodo para disuadir a otros de emprender el mismo trayecto no sólo es inaceptable, también es inhumano.”
 

Conoce más acerca de la respuesta de MSF ante la crisis de refugiados en Europa

Compartir

Relacionados

Colabora