MSF en la Provincia Oriental: una década de acción médica

En 2013 se cumplen 10 años de la presencia continua de MSF en la Provincia Oriental, República Democrática del Congo. Señalar el aniversario crea conciencia de las inmensas necesidades de la población y la diversidad de actividades médicas llevadas a cabo por MSF durante esta década.

En 2013 se cumplen 10 años de la presencia continua de MSF en la Provincia Oriental, República Democrática del Congo. Señalar el aniversario crea conciencia de las inmensas necesidades de la población y la diversidad de actividades médicas llevadas a cabo por MSF durante esta década.

Estas son algunas preguntas hechas a Fred Meylan, coordinador de Programas de MSF en la República Democrática del Congo.

¿La situación humanitaria ha evolucionado en la Provincia Oriental desde el comienzo de las intervenciones?
La primera observación es que la población civil en el este de República Democrática del Congo, especialmente las mujeres y niños, siguen siendo las primeras víctimas de los conflictos. Los intensos combates entre las fuerzas gubernamentales y las milicias desde finales de agosto de 2013, en la región de Geti en el Sur Irumu, son la evidencia más reciente: la región tiene ahora decenas de miles de personas desplazadas. Cuando MSF intervino por primera vez Geti en 2006, se debió exactamente a la misma razón.

En otro nivel, la magnitud de las epidemias de malaria y sarampión que afectaron a la Provincia Oriental durante los últimos dos años señalan las dificultades de acceso a la atención de una gran parte de la población y el fallo del sistema de prevención congoleño. En algunas zonas en 2012, una cuarta parte de los niños menores de cinco años sufrían de sarampión y más de 10 niños murieron de malaria!

¿Cuáles fueron las actividades llevadas a cabo por MSF en estos 10 años?
Las actividades de los equipos han evolucionado para satisfacer las necesidades más urgentes. A lo largo de una década, una serie de programas se han puesto en marcha: de cirugía de guerra a la salud mental, pasando por la atención de salud primaria, el apoyo a las poblaciones desplazadas, el apoyo a las víctimas de violencia sexual, la respuesta a brotes epidémicos, el apoyo a las salas de emergencia y a los departamentos de pediatría, el seguimiento de los pacientes que viven con el VIH/SIDA y la lucha contra la enfermedad del sueño .

Es difícil conocer el verdadero impacto de las actividades de MSF, sin embargo, algunas cifras pueden dar una idea de la inmensidad de los desafíos que los equipos han enfrentado en 10 años. Se han realizado más de un millón de consultas en los hospitales, centros de salud y estructuras de salud temporales creadas por MSF en la provincia. Los equipos proveyeron hospitalización para más de 120,000 personas y realizaron 38,000 cirugías. Aproximadamente 12,000 víctimas de violencia sexual han sido apoyadas de manera integral, tanto médica y psicológicamente, como en aspectos socio-económicos y jurídicos. Desde que MSF está comprometida con la lucha contra la enfermedad del sueño, 200,000 personas fueron evaluadas y 5500 fueron tratadas.

¿Cuáles fueron los principales desafíos en la implementación de estas intervenciones?
En un país como República Democrática del Congo, garantizar el acceso a la atención de las poblaciones es un reto en sí mismo. Satisfacer las necesidades urgentes de la población en un contexto de conflicto, por ejemplo, tiene riesgos evidentes. Los equipos han trabajado a menudo en circunstancias extremadamente difíciles. En Geti, en este mismo momento, llevan a cabo un trabajo excepcional en el corazón de los enfrentamientos. Si MSF todavía puede desarrollar sus actividades médicas en esta área, se debe a que las dos partes en conflicto respetan su acción, teniendo en cuenta que ellos mismos o sus familias han recibido atención médica gratuita y de calidad. MSF proporciona asistencia a las poblaciones en peligro, sin discriminación por raza, por sexo, religión o ideología política. Para la comunidad, la presencia de MSF es una garantía de protección.

En la RDC, la logística es también un gran desafío. Sin suministros, las actividades médicas no serían posibles. En las zonas más remotas que muchos creen inaccesibles, los equipos establecen sistemas de suministro para abastecer de medicamentos y equipos necesarios para el funcionamiento de las instalaciones de salud. Los medicamentos, por ejemplo, se compran en Europa. No es raro que algunos medicamentos tengan que utilizar seis o siete medios de transporte diferentes antes de llegar a su destino: camión, tren, avión, coche, barco, motocicleta, bicicleta… a veces en muy poco tiempo, si el pedido es urgente.

¿Cuáles son las actividades?
MSF continúa sus acciones de respuesta de emergencia en la Provincia Oriental, y lleva a cabo proyectos Dingila. En Geti hemos reforzado nuestras actividades médicas para satisfacer las necesidades de las poblaciones recientemente desplazadas. Las prioridades para 2013 son reducir la mortalidad hospitalaria a través del apoyo a las salas de emergencia y cuidados intensivos de los hospitales de Geti y Dingila, así como la lucha contra la enfermedad del sueño en el region sanitaria de Ganga-Dingila. En Bunia, un equipo de emergencia está dispuesto a intervenir para prestar asistencia inmediata a la población de Uélés e Ituri . En la medida de sus capacidades, MSF continúa su respuesta a las necesidades médicas de la población de la provincia.

Compartir

Relacionados

Colabora