Se necesita con urgencia más ayuda humanitaria para decenas de miles de personas desplazadas de la región de Agok

  • ESTÁS AQUÍ
  • Actualidad
  • Se necesita con urgencia más ayuda humanitaria para decenas de miles de personas desplazadas de la región de Agok

Los recientes enfrentamientos armados en el área Administrativa Especial de Abyei (ASAA, por sus siglas en inglés) provocaron un desplazamiento masivo de la población hacia el norte, a la ciudad de Abyei, y hacia el sur, al condado de Twic, en el estado de Warrap. Como resultado, Médicos Sin Fronteras (MSF) adapta sus actividades en la región para responder a las urgentes necesidades de la población afectada tanto en ASAA como en el estado de Warrap.

Los recientes enfrentamientos armados en el área Administrativa Especial de Abyei (ASAA, por sus siglas en inglés) provocaron un desplazamiento masivo de la población hacia el norte, a la ciudad de Abyei, y hacia el sur, al condado de Twic, en el estado de Warrap. Como resultado, Médicos Sin Fronteras (MSF) adapta sus actividades en la región para responder a las urgentes necesidades de la población afectada tanto en ASAA como en el estado de Warrap, en Sudán del Sur.
 
El 10 de febrero, estallaron fuertes enfrentamientos en la ciudad de Agok, lo que provocó que decenas de miles de personas huyeran del área y que MSF suspendiera temporalmente sus actividades en su hospital de Agok. MSF reinició algunas actividades médicas y consultas en el hospital el 17 de febrero.
 
Sin embargo, en las últimas 72 horas, la situación de seguridad en Agok se ha vuelto a deteriorar, y el sábado 5 de marzo estalló más violencia armada. Las personas que se quedaron o regresaron desde el estallido inicial de violencia que ocurrió en febrero, ahora, también han huido. La violencia armada también ha estallado en la ciudad de Abyei, causando muertes, desplazamientos y personas heridas.
 
“Desde los brotes de violencia más recientes, ya no llegan pacientes al hospital de MSF en Agok. El equipo de MSF en Agok se ha trasladado temporalmente a la ciudad de Abyei para responder a las necesidades médicas urgentes. También estamos respondiendo a las necesidades urgentes de la población recién desplazada en el condado de Twic, dijo Trish Newport, jefa de misión de MSF. “Continuaremos monitoreando el contexto y las necesidades médicas y, si es necesario, adaptaremos aún más nuestras operaciones para responder donde las necesidades sean mayores”.
 
Durante las últimas tres semanas, MSF ha respondido a las necesidades urgentes de la población desplazada en cuatro lugares del condado de Twic: Turalei, Wunrok, Mayem Abun y Nyindeng Ayuel, donde aproximadamente 32,000 personas huyeron tras la violencia en torno a Agok. La mayoría de las población desplazada son mujeres, niñas  y niños. Se han asentado a la intemperie, la mayoría cerca de pantanos o ríos, sin ningún refugio. Se fueron sin nada y vieron sus pertenencias, incluyendo su dinero en efectivo, destruidas o perdidas.
 
“Las personas con las que hemos hablado dijeron que no tienen alimentos. Ésta es su mayor preocupación. También les preocupa no poder protegerse de los mosquitos por la noche”, dijo Newport. “El acceso al agua potable también es muy limitado y la mayoría utiliza el agua de los ríos cercanos. Estamos muy preocupados por el impacto que estas condiciones de vida tan precarias tendrán en la salud de las personas”.
 
Las comunidades de acogida que recibieron a las personas desplazadas tienen poco o nada de sobra, y los servicios disponibles para ellas no cubrirán las necesidades de las personas recién llegadas. MSF ha donado medicamentos y equipos a las estructuras sanitarias para asegurarse de que no se queden sin los artículos médicos más esenciales. Además, MSF ha instalado clínicas de salud móviles, enfocándose en áreas donde no hay acceso a la atención sanitaria.
 
 
 
 
Desde el 27 de febrero, MSF suministra alimentos en los cuatro lugares y distribuye artículos no alimentarios esenciales, como bidones, jabón, mosquiteros y mantas. Sin embargo, las necesidades siguen siendo masivas y urgentes.

"MSF no puede cubrir por sí sola durante mucho tiempo las graves necesidades de alimentos, refugio y saneamiento del gran número de personas desplazadas", dijo Newport. "Es necesario ampliar las actividades humanitarias para hacer frente a la situación actual, tanto en la región de Abyei como en el condado de Twic. Hacemos un llamado a otras organizaciones para que respondan urgentemente a esta emergencia".

 

Desde 2006, Médicos Sin Fronteras (MSF) ha brindado servicios médicos esenciales y vitales en el Área Administrativa Especial (ASAA) de Abyei, una zona en disputa ubicada en la frontera entre Sudán del Sur y Sudán. Poco después, en 2008, MSF abrió el hospital en Agok, un pueblo en ASAA. El hospital brinda servicios médicos esenciales y que salvan vidas, como atención de emergencia, obstetricia, vacunación, alimentación terapéutica, cirugía, tratamiento para el VIH, la tuberculosis, la diabetes y otras enfermedades, así como varios otros servicios de salud. MSF también gestiona servicios de salud comunitarios en 24 aldeas que rodean el hospital de MSF Agok, con el fin de acercar las pruebas y el tratamiento de la malaria a los lugares donde viven estas poblaciones.

Compartir

Relacionados

Colabora