Siria: El cruel legado del conflicto

Raqqa governorate returnees

Michael Shek es un enfermero de MSF que trabaja con la organización en Siria. Durante una fría mañana de enero, un joven sirio es llevado en condición crítica a la unidad de estabilización de MSF en la ciudad de Raqqa, en el noreste de Siria. La mitad de su pie ha desaparecido a causa de una explosión y los huesos en la parte inferior de su pierna están rotos y sobresalen a través de la piel.

Michael Shenk es un enfermero que trabaja con Médicos Sin Fronteras en Siria. 
 
Durante una fría mañana de enero, un joven sirio es llevado en condición crítica a la unidad de estabilización de MSF en la ciudad de Raqqa, en el noreste de Siria. La mitad de su pie ha desaparecido a causa de una explosión y los huesos en la parte inferior de su pierna están rotos y sobresalen a través de la piel. 
 
Sigue consciente, pero se encuentra en estado de shock y ha perdido mucha sangre. La respuesta del equipo es inmediata. Reaccionamos rápidamente, entablillamos y aplicamos un torniquete a su pierna, le damos analgésicos y ácido tranexámico para alentar el flujo de sangre. 
 
Sus pantalones de mezclilla se quemaron y se pegaron a su piel, así que estoy quitando pedazos de tela de sus heridas. Está entrando en estado de pánico, sigue repitiendo una y otra vez la pregunta “¿voy a perder mi pierna?”. Estamos haciendo todo lo que podemos para estabilizarlo y salvar su vida. 
 

Hogares repletos de explosivos

 
Ahmed* acaba de regresar con su familia a su hogar en Raqqa, de donde había huido cuando el Estado Islámico tomó control de la ciudad en 2014. Estaba limpiando su casa cuando un artefacto explosivo improvisado detonó, provocándole heridas catastróficas. Ahmed sólo tiene 15 años y probablemente perderá su pierna. 
 
Esta historia es común aquí en Siria, donde he trabajado como enfermero junto a MSF durante las últimas unas semanas. Raqqa está repleta de artefactos explosivos improvisados y artefactos sin detonar, un legado particularmente cruel en áreas fuera del conflicto. 
 
 
Las personas están comenzando a regresar a sus hogares, pero es increíblemente peligroso. Los escombros cubren la mayor parte de la ciudad y aún hay miles de explosivos. Cuando las personas regresan a sus hogares, no tienen idea de qué se esconde a la vuelta de la esquina. Podría haber explosivos instalados en sus cocinas, debajo de sus camas, o incluso en los interruptores de luz en las paredes. 
 
Es aterrador pensarlo. No puedo comprender que estén regresando e intentando volver a comenzar sus vidas. Incluso algunos libros infantiles están repletos con explosivos. 
 

Improvisando

 
Cuando recién llegué veíamos a unas 400 personas diariamente en nuestro departamento para pacientes ambulatorios. MSF tiene la única instalación médica en la ciudad que trata padecimientos como la diarrea, tos, resfriados y enfermedades no transmitibles. La mayoría de nuestros pacientes llevan meses, o incluso años, sin acceso a la atención médica, así que en algunos casos las afecciones crónicas pueden volverse mortales.
 
Pero principalmente somos un punto de estabilización para casos de trauma. Tratamos a cualquier persona herida a causa de una explosión de mina, accidente automovilístico o accidentes cotidianos como los incendios en el hogar.
 
La instalación funciona de forma parecida a los departamentos de accidentes y urgencias en los que trabajo en el Reino Unido, sólo que de forma más básica. No tenemos máquinas elegantes que puedan hacer rápidamente una transfusión sanguínea o calentar los fluidos.
 
Cuando las personas son admitidas con heridas de trauma –un trauma abdominal severo, o un sangrado a causa de una pierna perdida debido a una explosión– tienen hemorragias y pierden mucha sangre. Y cuando las personas pierden mucha sangre su temperatura corporal cae por los suelos. Por esta razón, los fluidos deben calentarse antes de ser introducidos al cuerpo del paciente. 
 
 
Tenemos que improvisar. Llenamos recipientes metálicos con agua y los colocamos encima de los calentadores de diesel usados para mantener las habitaciones a buena temperatura. Después, una vez que el agua se ha calentado, colocamos las bolsas de sangre y fluidos en el agua para aumentar su temperatura. Parece sencillo, pero es algo increíblemente importante. 
 

Atención quirúrgica que salva vidas

 
En solo una semana, en enero, vimos 33 heridas de explosiones de minas y artefactos explosivos improvisados. Principalmente es el increíble personal sirio de MSF el que atiende a estos pacientes y salva sus vidas. Estas son personas que también han vivido los ataques aéreos, los bombardeos y los ataques de los francotiradores. Su fortaleza mental es impresionante. 
 
Ahmed ya está más tranquilo. Los analgésicos que le administramos están surtiendo efecto. También le proporcionamos una unidad de sangre. Hemos hecho nuestro trabajo y ya está lo suficientemente estable como para ser enviado en ambulancia al hospital apoyado por MSF en Tal Abyad, a dos horas de camino en auto.
 
Esta instalación es uno de los pocos lugares en la región en los que se proporciona atención quirúrgica especializada y vital. Incluso me atrevo a esperar que el equipo de cirujanos pueda salvar su pierna. Apenas unas horas después de despedirnos de Ahmed, otro grupo de personas heridas llega por la puerta. Más analgésicos, más fluidos, más antibióticos y más unidades de sangre.
 
Hasta que la ciudad haya sido completamente desminada, estos pacientes continuarán llegando a nuestra pequeña instalación. Es increíblemente difícil de ver. Sólo imagina a toda una comunidad con lesiones debilitantes de por vida. Pero hay esperanza. Todo lo que está haciendo aquí nuestro equipo está ayudando a salvar vidas. Desde el plan para casos de víctimas masivas que está meticulosamente ensayado, hasta los suministros de analgésicos, antibióticos y unidades de sangre.
 
Todas las cosas que doy por sentado cuando trabajo en el Reino Unido, estas pequeñas piezas del rompecabezas, son las que salvan vidas. Y sin el apoyo de nuestros donantes, no podríamos continuar con este trabajo vital.
 
youtube://v/u18uWRkfqwg
 

 

Compartir

Relacionados

Colabora