La actualidad de MSF: Noticias desde el Terreno, Blog de MSF, Videos, Galerías, Publicaciones, Sala de Prensa, Coberturas Especiales, Campañas y la Agenda de actividades actualizada.

 

Busca en nuestro archivo:

País/Región

14.10.2019
En 2018, MSF atendió 592 casos de violencia sexual. 515 fueron mujeres. El 90% de las sobrevivientes atendidas aseguraron que sus embarazos fueron producto de una violación.
 
Gloria, sobreviviente de violencia sexual, es atendida por una psicóloga de MSF para hablar de esto, para seguir viviendo. Ha superado la idea de suicidarse pero aun no lo nombra, sigue sin nombrar “Eso” que le pasó o a “esos” que la dañaron impunemente.
 

Lee más 

14.10.2019
Irene dice que en la escuela le notaron que estaba embarazada. “Mi mamá dijo que seguro eran parásitos, y yo le dije a ella que si era embarazo algo teníamos que hacer para sacarlo”. La sacaron de la escuela y ella no habló de la violación, hasta ahora que entiende que el silencio solo es un arma más.
 
Lea la historia de Irene en este especial ilustrado por German Andino para Médicos Sin Fronteras Honduras sobre las sobrevivientes de violencia sexual en Honduras
 

Lee más

09.05.2019

Hoy es el Día de la Enfermería y destacamos esta valiosa labor con una entrevista a Jon Larranaga, Responsable de Actividades Hospitalarias de Médicos Sin Fronteras (MSF), en la Clínica Materno Infantil de Choloma, en la que hable de cómo ha desempeñado su trabajo humanitatio en países como Siria y Honduras.

26.08.2014

Aurelia salió rumbo a su trabajo a las 5am, cuando las calles de Tegucigalpa aún estaban desiertas. Mientras caminaba, un auto sedan blanco con vidrios polarizados se detuvo junto a la acera. Cuando la ventana se abrió, Aurelia se vio ante un tipo con una pistola. “Me dijo que me subiera”, dice Aurelia de 35 años de edad. “Traté de seguir caminando, pero el auto me siguió. Él dijo “O subes o te disparamos”. Uno de los hombres se pasó al asiento de atrás y a mí me sentaron en el asiento delantero. Me ataron de manos y boca y me dijeron que no gritara o me matarían. Así que me quedé muy quieta para que no me mataran…”