Médicos Sin Fronteras es una organización médico humanitaria internacional sin fines de lucro. Ayudamos a personas afectadas por epidemias, conflictos armados, desastres naturales y excluidas de la atención médica en más de 70 países. Conócenos. Más información
11.01.2022
“Más de 600 personas refugiadas, migrantes y solicitantes de asilo que se manifestaban pacíficamente para pedir reubicación, protección y evacuación de Libia, fueron arrestadas y trasladadas al centro de detención de Ain Zara en el sur de Trípoli, donde cientos de migrantes, refugiados y solicitantes de asilo se encuentran detenidos en celdas sobrepobladas y en condiciones de vida desfavorables“, explica Gabriele Ganci, jefe de misión de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Libia. “Durante nuestra visita semanal a Ain Zara para brindar atención médica y de salud mental a las personas detenidas, los equipos de MSF trataron a pacientes con heridas de arma blanca, marcas de golpes y signos de conmoción o trauma causados ​​durante las detenciones forzadas. Entre ellas había personas que fueron golpeadas y separadas de sus hijos e hijas durante las redadas”, concluyó.
 
Ellen van der Velden, nuestra gestora de operaciones de MSF en Ámsterdam, explica: “Esto no solo demuestra una vez más cómo la población migrante está sujeta a detenciones aleatorias y arbitrarias, - algo que se aplica a prácticamente todas las personas migrantes que se encuentran actualmente en Libia -, sino también son detenidas por alzar la voz sobre la protección, la seguridad y el trato básicos en línea con el derecho humanitario”.
 
“Una vez más, llamamos a las autoridades libias a que detengan las detenciones masivas. También instamos a las mismas autoridades a encontrar alternativas más dignas a la detención, así como a la Unión Europea (UE) a que cese en sus esfuerzos de apoyar la perpetración de un sistema interminable de detenciones, abuso y violencia en Libia”, concluye.
 
 
Durante los últimos dos meses, los equipos de MSF en Trípoli han realizado clínicas móviles semanalmente en el centro de detención de Ain Zara, brindando atención médica básica, consultas de salud mental y servicios relacionados con asuntos humanitarios a personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo detenidas. El 10 de enero, los equipos de MSF pudieron brindar atención médica a 68 personas detenidas, 7 de las cuales fueron derivadas a hospitales para recibir atención médica adicional, y organizaron sesiones de terapia grupal para 190 pacientes dentro del centro de detención.
 
MSF ha estado trabajando en centros de detención en Libia desde 2016, brindando a las personas atención médica básica y apoyo psicosocial. Los equipos de MSF también identifican a las personas vulnerables y derivan a los pacientes que requieren atención especializada a hospitales en Libia. Además, MSF trata a las personas al desembarcar después de la intercepción en el mar y trata a pacientes con tuberculosis en la ciudad de Trípoli.