28.06.2019
Evelyn Zorrilla es la epidemióloga de Médicos Sin Fronteras (MSF) para México y Honduras. En esta entrevista, habla sobre el impacto que tiene su trabajo en la atención a migrantes, deportados y pacientes que padecen enfermedades como el Dengue.
 
 

¿Por qué estudiaste epidemiología?

Me interesa ver y comprender cómo se expanden las enfermedades en las poblaciones y qué se puede hacer para mitigar sus consecuencias. Además, me gustan los números y ayudar a la gente.
 
 

¿Qué hace un epidemiólogo?

Es una persona que estudia la distribución y la frecuencia de algún evento en particular y los determinantes que lo provocan en un tiempo y un espacio concretos.  
 
 

¿Cuál es su utilidad en contextos de crisis humanitaria?

Ayuda a saber si una enfermedad está por fuera de los casos normales, si hay un brote o una epidemia. De alguna forma predice lo que puede suceder, porque evalúa las tendencias y los comportamientos de la enfermedad.
 
 

¿Cuáles son los temas en los que trabajas ahora?

En Honduras comenzó, desde febrero, una epidemia de Dengue y lo que hicimos fue mapear los casos para saber de dónde venían, hacer control de vectores, vigilancia epidemiológica y análisis de contexto. En México caracterizamos a la población que atendemos. Por ejemplo, 80 por ciento de los pacientes que atendemos en Reynosa son deportados. Analizamos qué características presentan, cuántos años tenían viviendo en EEUU, por qué se fueron, por qué los regresaron, para saber qué necesidades tienen y cómo podemos ayudarles.
 
 

¿Cuáles han sido los desafíos y aprendizajes durante el tiempo que has estado en MSF?

Trabajar con otros miembros del equipo es un reto, pero, a la vez, te enseña que gracias a esa unión es que realmente tenemos un impacto en la salud del paciente: el objetivo principal de la organización. En mi caso, trabajo muy de cerca con los médicos y los logistas. Soy, por decirlo de alguna manera, en enlace para que tomen sus decisiones de acción. 

 

Mira el video: