10.09.2018

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, tan solo en 2016 alrededor de 216 millones de personas fueron diagnosticadas con malaria, y en el mismo año, 445,000 personas murieron a causa de esta enfermedad. Se propaga por parásitos que son transportados por los mosquitos, y cuando una persona se infecta, los síntomas de la malaria son similares a los del resfriado común: dolores musculares, fiebre y dolores de cabeza. Pero a diferencia del resfriado común, si no se trata, la malaria puede volverse severa rápidamente y a menudo resulta fatal.

La malaria es endémica en varias áreas de Etiopía, pero en la región de Gambela – ubicada en la frontera con Sudán del Sur – existen tasas particularmente elevadas de esta enfermedad. De hecho, de las más de 81,000 personas a las que MSF atendió por malaria en Etiopía durante 2017, más de 72,000 provenían de Gambella. Ahí, MSF proporciona servicios médicos a alrededor de 800,000 personas, la mitad de ellas refugiados de Sudan del Sur que viven en varios campos a lo largo de la región.

 

 

En un esfuerzo por reducir el número de personas que son infectadas por este parásito, MSF decidió realizar una evaluación entomológica rápida alrededor de los campos de refugiados de Kule, Nguenyyiel y Tierkidi. El objetivo principal de esta investigación es buscar la mejor solución para proteger a la población de los mosquitos. Como consecuencia de las difíciles condiciones de vida, la población de los campos se encuentra particularmente vulnerable.

Jeanine Loonen es la entomóloga de MSF que llevó a cabo el estudio en colaboración con el Instituto de Salud Pública de Etiopía. La entrevistamos para saber más sobre su trabajo.

¿Cuál es el objetivo de este estudio?

El trabajo que estoy haciendo ahora en Etiopía es una rápida evaluación entomológica en los campos de refugiados de Kule, Tierkidi y Nguenyyie, donde MSF gestiona proyectos. El objetivo principal es identificar los diferentes tipos de mosquitos que viven alrededor de esta área – especialmente los mosquitos que transmiten la malaria – y ver si todavía son susceptibles a los insecticidas que MSF usa para el control de vectores.

 

 

Una vez que hayamos finalizado el estudio, seremos capaces de ajustar los protocolos de control de vectores e identificar el tipo de insecticida correcto debido a que diferentes tipos de mosquitos responden a diferentes insecticidas. Además, algunos pican principalmente dentro de las casas, mientras otros viven y pican a las personas fuera. Esto implica que debes adaptar el método de control de vectores a los tipos específicos de mosquitos presentes en el área donde te estás enfocando.

 

Con la asistencia del personal de alcance comunitario, la entomóloga de MSF Jeanine Loonen recoge las trampas para mosquitos que se distribuyeron a hogares de refugiados seleccionados al azar el día anterior.

 

¿Cómo identificas los diferentes tipos de mosquitos?

Para descubrir qué especies hay en los alrededores, colocamos trampas para mosquitos (llamadas trampas de luz CDC) en varios refugios seleccionados al azar alrededor de los campos. Instalamos las trampas al lado de las camas, para que los mosquitos sean atraídos por la persona que duerme y queden aprisionados en la trampa, que está equipada con una luz y un ventilador. A la mañana siguiente, recogeremos las trampas y las llevaremos al laboratorio, donde usamos microscopios para ver qué tipos de mosquitos fueron atrapados durante toda la noche.

Hasta ahora, hemos identificado tres especies diferentes de mosquitos en el área de Gambella: los mosquitos culex, que pueden ser vectores de la encefalitis japonesa; los mosquitos anofeles, los vectores de la malaria; y mosquitos aedes, que pueden transportar el virus del dengue, chikungunya y Zika.

El hecho de que una especie específica de mosquito esté presente, no significa que necesariamente que porten sus respectivos parásitos y virus. Esto se determinará en una etapa posterior con el análisis molecular de los mosquitos, que se realizará en Europa.

 

Jeanine Loonen, entomóloga de MSF, explica la configuración y el funcionamiento de las trampas contra mosquitos a los trabajadores de alcance comunitario de MSF que los distribuirán a los hogares de refugiados seleccionados.

 

Para rastrear la propagación de la malaria, es necesario instalar trampas para mosquitos sobre el área de descanso del campo de refugiados, donde los mosquitos serán atraídos por personas que duermen por la noche. Las trampas consisten en una luz para atraer a los mosquitos y un ventilador que los succionará en la canasta con red debajo.

 

 

¿Cómo determinas qué insecticida es efectivo

Identificarlo implica la recolección de larvas de mosquito en varios sitios de reproducción alrededor de los campos. Hacemos crecer las larvas hasta que sean mosquitos adultos llevándolos a nuestro laboratorio y manteniéndolos en bandejas llenas de agua. Los alimentamos con comida para peces hasta que se convierten en pupas. Luego, los transferimos a pequeñas tazas que se colocan dentro de jaulas especiales.

Aproximadamente después de dos días en las jaulas, las pupas se convertirán en mosquitos adultos que se usarán para dos experimentos diferentes. El primero se llama "bioensayo de tubo de la OMS" o bioensayo de susceptibilidad, que consiste en colocar mosquitos en un tubo de ensayo con papel impregnado con insecticida durante una hora y luego transferirlos a otro tubo limpio. Luego veremos cuántos murieron y cuántos sobrevivieron, ayudándonos a comprender si ese insecticida específico es efectivo.

El segundo experimento se llama "bioensayo de conos de la OMS" y se utiliza para probar mosquiteros impregnados, así como otras superficies que han sido rociadas con insecticida. Exponemos los mosquitos a la mosquitera o a una pared para ver si los productos químicos utilizados son efectivos para matarlos. El estudio evaluará 14 tipos diferentes de insecticidas.

 

 

Capturar larvas de mosquito es una actividad muy divertida para los niños que viven en el campamento. A menudo quieren unirse y ayudar. Aquí, algunos niños ven a la entomóloga de MSF Jeanine Loonen atrapar larvas de mosquitos.

 

 

Las larvas de mosquito capturadas en el campo se mantienen en bandejas con agua. Comen alimentos para peces hasta que se convierten en pupas, que luego se transfieren en jaulas y se alimentan con agua azucarada hasta que se convierten en adultos.

 

 

¿Hay algo especial en las jaulas que utilizas para hacer el estudio?

¡Sí! Estas jaulas para los mosquitos fueron hechas a medida por mi papá y mi hermana. Normalmente necesito dos maletas llenas de material para este tipo de estudio, por lo que estaba buscando un equipo que fuera liviano y pudiera sobrevivir a las condiciones en el terreno. Hablé sobre esto con mi hermana y mi papá, quienes me ayudaron a desarrollar jaulas ligeras y resistentes. Mi padre creó el marco de los tubos de PVC, mientras que mi hermana diseñó y tejió la red que mantiene a los mosquitos atrapados de manera eficaz. No son entomólogos, pero son personas muy ingeniosas. Mis jaulas son únicas

¿Cuál es el próximo paso del estudio?

Después de la parte del estudio de campo, llevaremos todas las muestras a los Países Bajos, donde realizaremos un análisis molecular para identificar las diversas subespecies que recolectamos y determinar si contienen parásitos o virus. De esta forma, podremos crear mapas para marcar los puntos críticos de transmisión de la malaria y usar el tipo de insecticida y mosquitero más adecuado para atacarlos. Ahora usamos mosquiteros de nueva generación que están impregnados con insecticidas y un sinergista que reduce el nivel de resistencia a los insecticidas en los mosquitos.

 

 

Jaulas de mosquitos monitoreadas por Janine Loonen, entomóloga de MSF. Las jaulas usadas por Jeanine fueron construidas por su hermana y su papá. Las diseñaron para ser ligeras y resistentes, para que Jeanine pudiera transpórtalas fácilmente y usarlas en ambientes hostiles.

 

¿Cómo es tu vida como entomóloga de MSF?

Me encanta ser entomóloga con MSF. Mi labor es fascinante y trabajamos en contextos muy interesantes. Siempre es divertido llegar a un proyecto y que la gente te pregunte: "¿Entomólogo? ¿Qué tiene que ver MSF con los entomólogos? “Cuando empiezas a explicar lo que estamos haciendo, la gente suele interesarse mucho.