05.08.2020

A mediados de junio, Médicos Sin Fronteras (MSF) abrió un centro de tratamiento de COVID-19 con 100 camas en Patna, capital del estado de Bihar en el noreste de la India. Mientras los casos de coronavirus siguen aumentando en el país asiático (1.6 millones de casos confirmado, al 31 de julio), conversamos con trabajadores y pacientes de MSF que se encuentran en primera línea. Nos explican los desafíos, temores y esperanzas en uno de los estados más poblados de la India y donde la situación se está agravando.

 

"El estigma y la desinformación son los mayores desafíos que afrontamos"

Dra. Pooja Iyer, responsable de salud mental y promoción de la salud

 

“Hemos pasado por un período de confinamiento muy difícil. Ha tenido un gran impacto en la salud mental de la población. Aunque muchas personas se recuperan, hay un impresión generalizada entre la comunidad de que la COVID-19 es muy mortal. Es por tanto muy importante apoyarlos durante este periodo y darles ejemplos de personas que se han recuperado.

El papel de los consejeros de salud mental es educar al paciente y hablar sobre qué es la COVID-19, para que puedan compartir sus experiencias, sentimientos, miedos y ansiedades. Durante este proceso de asesoramiento, llevamos a cabo sesiones educativas interactivas con juegos y vídeos.

El mayor desafío que afrontamos está relacionado con el estigma. Hay muchos pacientes que lo han experimentado porque dieron positivo y esta estigmatización también afectó a sus familiares. Otro desafío importante es la desinformación. Estamos haciendo todo lo que podemos para cambiar ciertos hábitos y pensamientos en la gente".

 

"Intentamos transformar las ansiedades de los pacientes en esperanza"

Mohit Siwach, consejero de salud mental“

 

Todo el mundo en Patna conocen a alguien que haya tenido la COVID-19. La sensación de desesperanza y miedo es abrumadora. Por eso intentamos transformar las ansiedades de los pacientes en esperanza. Tan pronto entro en la sala vistiendo el equipo de protección individual (EPI), me lleva una hora adaptarme a esta "nueva normalidad" de proporcionar orientación y asesoramiento a través de caretas y mascarillas.

Recientemente hablé con una paciente que perdió a su padre y tuve que consolarla a través de gestos con las manos y movimientos corporales.

Como terapeuta esta no es la manera ideal de abordar a los pacientes. Pero es muy gratificante encontrar una manera de transformar el miedo de las personas en un sentido de esperanza, a pesar de los desafíos".

 
 
Kunadan Kumar, consejero de salud mental
 
 
 

Los pacientes siempre piden agua tibia, porque les han dicho que cura la COVID-19. Nuestro equipo trabaja con ellos y sus familias para que sepan cómo obtener información correcta.

 

"Cada trabajador desempeña un papel importante"

Deepak Kumar, empleado de higiene

 

"Viajo una hora cada día para ir a trabajar al centro de tratamiento de MSF en Patna. Creo que el trabajo que hacemos es realmente importante en estos momentos. Cada trabajador desempeña un papel importante, independientemente de si es médico o un trabajador de higiene.

En nuestro caso, todo el equipo comprende el trabajo vital que hacemos al garantizar el control de infecciones y la eliminación de residuos, de modo que los pacientes estén seguros y reciban una atención médica adecuada durante la pandemia.

Trabajar con los equipos de protección durante 12 horas seguidas es difícil y a veces temes que incluso la parte más pequeña de tu cuerpo que quede expuesta pueda comprometerte, por lo que estamos en un estado constante de alerta.Pero no tengo miedo. Estoy orgulloso del trabajo que estoy haciendo para la gente de mi estado". 

 

"Ahora entiendo lo que significa estar en ambos lados"

Tulsi Devi, empleada de higiene

 

“Viajo 40 kilómetros todos los días desde mi pueblo hasta el centro de tratamiento. He estado trabajando aquí desde que abrió, y ahora entiendo lo que significa estar en ambos lados.

Contraje la COVID-19 mientras realizaba tareas de limpieza en el área de hospitalización de pacientes. No pude hacer la cuarentena en casa porque somos diez y vivimos en habitaciones pequeñas, lo cual imposibilita el aislamiento.

Mientras me recuperaba, de alguna manera sentí que finalmente podía respirar. Te sientes tan atrapado mientras estás en el EPI, luchando por respirar. Tan pronto como me lo pongo, me doy cuenta de la gravedad de la situación y del riesgo de infección. En un primer momento, siento ansiedad, pero a medida que trabajo, me doy cuenta de lo importante que es la higiene para prevenir la propagación de esta enfermedad".

 

Bijay Kumar, empleado de higiene

 

Mi deber es limpiar y desinfectar el pabellón y termino llevando algunos de esos hábitos de control de infecciones a mi comunidad también. Estar en EPI durante 12 horas es difícil. Tenemos erupciones en la cara y dolores de cabeza por la presión del protector facial.

 

"El virus no acabará pronto, pero quienes tomen precauciones no lo contraerán tan fácilmente"

Rajkumar, paciente

 

“Estaba vendiendo verduras en el mercado cuando un equipo médico se presentó y nos hizo un test. Al cabo de un día, recibí el mensaje de que era positivo de COVID-19 y, tras ello, fui al hospital.

Yo le decía a mi familia que no se preocuparan por mí. Ahora les insisto en que tomen las precauciones que he aprendido aquí, como el distanciamiento físico, cómo usar una mascarilla, cómo mantener la cara cubierta, o cuánta distancia mantener si tenemos que hablar con alguien.

Siento que puedo cuidar de mí y de mi familia. Cualquiera que vea los informativos o lea sobre la COVID-19 en la prensa entiende perfectamente que esta es una enfermedad peligrosa. Este virus no acabará pronto, pero quienes tomen precauciones no lo contraerán tan fácilmente”.

 

Bihar es uno de los estados más pobres y poblados de la India, con alrededor de 100 millones de habitantes. A fecha del 31 de julio de 2020, ha registrado 45.919 casos de COVID-19 y tiene la tasa de pruebas per cápita más baja del país.El centro de tratamiento para COVID-19 de MSF en Patna está ubicado dentro del Complejo Polideportivo Patliputra. En él, se ofrece atención médica a pacientes con síntomas leves y moderados. A medida que evolucione la pandemia, el enfoque cambiará a proporcionar oxígeno de alto flujo a casos moderados y severos, y cuidados paliativos dignos a quienes lo requieran. Con 110 empleados, en la instalación se ha tratado a más de 100 pacientes desde su apertura.MSF ha trabajado en Bihar desarrollando diferentes proyectos médico-humanitarios durante la última década, incluidos programa nutricional en el distrito de Darbhanga y de kala azar en Hajipur. En la actualidad, MSF también dirige en Patna una sala de tratamiento para pacientes con VIH avanzado y complicaciones graves en el Hospital Guru Gobind Singh.