Médicos Sin Fronteras es una organización médico humanitaria internacional sin fines de lucro. Ayudamos a personas afectadas por epidemias, conflictos armados, desastres naturales y excluidas de la atención médica en más de 70 países. Conócenos. Más información
12.04.2021
En coordinación con la Secretaría de Salud de Tamaulipas, Médicos Sin Fronteras (MSF) realizó actividades para apoyar al Hospital General de Reynosa, dando atención integral a pacientes con COVID-19 que tenían necesidad de oxígeno. 
 
La organización humanitaria apoyó con servicios médicos integrales al hospital, con personal médico, de enfermería y camilleros capacitados para atender 20 camas con pacientes moderados y severos. También proporcionó material de protección personal.  
 
“Durante la actual intervención por parte de MSF este año, al igual que en el 2020,  pudimos reiterar que la atención en salud debe darse como algo integral, en donde al lado de médicos y enfermeros la participación de profesionales de la salud mental resulta clave para dar una atención humana y de calidad. En este sentido, tanto los pacientes como sus familiares y el mismo personal sanitario reconocieron esto como algo importante dentro del proceso de recuperación de las personas y como soporte para que el personal de salud pudiera hacer frente a situaciones tan estresantes como la que se está viviendo en esta pandemia”, aseguró José Antonio Silva, coordinador de proyecto Reynosa y Matamoros de MSF.  
 
Para garantizar el servicio integral de los pacientes y sus familiares, al equipo médico y de enfermería se sumaron profesionales de salud mental, de promoción de la salud y soporte social. Este grupo brindó soporte en el área de COVID-19 a las personas, y en otro espacio, que cuenta con todos los protocolos de prevención,  a los familiares y equipos de salud del hospital, haciendo seguimiento vía telefónica.  
 
“El equipo de salud mental se ha percatado de que el servicio de psicología para pacientes en el área de COVID-19 y familiares tiene gran importancia ya que ayuda a que los pacientes tengan una mejor adherencia a su tratamiento, manejo de sentimientos como el miedo, duelo prolongado, ansiedad y depresión. Además, apoya a recibir de mejor manera las noticias e informes médicos”, agregó Carolina López, referente de salud mental regional de MSF en México y Centroamérica.  
 
Durante dos meses de actividad las 36 personas contratadas por parte de MSF atendieron a 144 pacientes de manera integral y realizaron talleres de autocuidado, duelo y cómo manejar malas noticias a familiares y personal de salud del hospital.  
 
MSF mantiene comunicación constante con las autoridades locales de salud para seguir evaluando las necesidades a futuro en esta pandemia. Asimismo, la organización continúa los servicios de atención médica primaria, salud mental y promoción de salud, en Reynosa en Casa Migrante Guadalupe y albergue Senda de Vida, y  en Matamoros, en la Casa Migrante San Diego San Juan,  así como en los albergues Casa Paz y Viento Recio.  
 
 
 
Médicos Sin Fronteras trabaja en Reynosa desde el 2017 atendiendo a sobrevivientes de violencia, y en Matamoros desde el 2018 prestando servicios de salud a solicitantes de asilo y deportados. En 2020, en ambas ciudades, MSF instaló dos centros de atención a pacientes moderados y severos COVID-19. Actualmente MSF cuenta con actividades de COVID-19 en su proyecto regular en la ruta migrante y en clínicas móviles en Guerrero y Michoacán.