20.11.2020

Desde Médicos Sin Fronteras hemos establecido equipos de atención integral para apoyar a las personas afectadas por los huracanes Iota y Eta en Honduras. Después de 14 días de actividades (hasta el 18 de noviembre) el equipo ha visitado 79 sitios y albergues en Choloma, en el departamento de Cortés, donde hemos otorgado kits de higiene, donaciones de agua, equipo de protección personal para prevención de COVID-19 y medicamentos (incluidos anticonceptivos), con los cuales hemos apoyado a 13,260 personas.

Nuestro equipo se encuentra integrado por dos unidades compuestas por personal médico, psicológico y equipos de promoción de salud. Hasta el momento han realizado 767 consultas médicas y han detectado, entre los diagnósticos más comunes, infecciones respiratorias, así como problemas de la piel. También se han realizado 81 sesiones grupales y 76 sesiones individuales de salud mental, en las que, en su mayoría, se han identificado síntomas relacionados con estrés agudo y depresión.

El equipo de promoción de salud de MSF realiza actividades relacionadas a la prevención de la COVID-19, salud sexual y reproductiva, salud mental y violencia sexual; siendo éste último un gran problema dentro de los albergues.

“Hemos llevado a cabo una constante evaluación de los estragos que han causado los huracanes en el país y buscamos movilizar a los equipos de intervención de la manera más rápida y pertinente posible, para poder llevar los servicios de salud integral a las personas que más lo necesitan”, comentó Juan Carlos Arteaga, coordinador de proyecto de MSF en Choloma.

Se estima que más de 3 millones de personas han sido afectadas en el país y 55,435 se encuentran resguardadas en albergues. En la ciudad de Choloma, donde en Médicos Sin Fronteras continuamos proporcionando atención en nuestra clínica materno infantil, se estima que los albergues se encuentran al 80% de su capacidad y siguen aumentando debido a evacuaciones forzadas. Además, solo 9 de los 16 centros de salud se encuentran funcionando.

 

***

Médicos Sin Fronteras (MSF) sigue comprometida desde hace 46 años en brindar apoyo médico humanitario a la población hondureña. La primera intervención de MSF en Honduras fue en 1974, en el contexto del huracán Fifí y desde entonces, hemos brindado atención de manera independiente, neutral e imparcial, a la población en respuesta a variadas crisis que han afectado al país. Actualmente en Tegucigalpa brinda atención médica integral (médica, psicológica y de trabajo social) a sobrevivientes de violencia y violencia sexual. En Choloma brinda atención en salud sexual y reproductiva en la Clínica Materno Infantil de la ciudad.