26.10.2018
La organización médico humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) contará con dos nuevos puntos de atención para asistir a la población migrante en Nuevo Laredo, Tamaulipas, en donde proporcionará atención médica de primer nivel, atención psicológica y de trabajo social; priorizando la asistencia a la población migrante más vulnerable y con especial atención a las víctimas de violencia.
 
Desde hace varios meses teníamos la intención de abrir un punto más de atención en el norte del país. Luego de realizar diversas evaluaciones en la frontera México-EEUU, en el municipio de Nuevo Laredo es donde hemos encontrado el mayor número de necesidades no cubiertas y en el que el número de deportaciones se ha incrementado exponencialmente en 2018, aunado al contexto de inseguridad que es generalizado en todo el estado, lo que expone a migrantes y deportados a una situación de mayor riesgo”, afirmó María Hernández, Coordinadora del Proyecto Transmigrantes de MSF.
 
Los equipos de MSF estarán brindando atención gratuita y confidencial en dos casas que ofrecen atención a migrantes; en La Casa Nazareth, con los componentes de enfermería, psicología y trabajo social y en La Casa Amar, con psicología y trabajo social. Para complementar la atención directa se buscará referir los casos que requieran atención especializada a los servicios de salud pública en coordinación con la Secretaria de Salud y la Cruz Roja Mexicana. El objetivo es complementar los servicios ya implementados y cubrir los vacíos sin sustituir la atención ya existente.
 
Por lo pronto, la atención de MSF únicamente se proporcionará en los albergues antes mencionados de manera temporal. Sin embargo, la organización continuará evaluando diferentes puntos a lo largo de la frontera donde se requiera asistencia y las necesidades sean mayores.
 
La organización internacional puntualizó que el inicio de actividades en Nuevo Laredo no está relacionado con la Caravana de Migrantes que transita por México desde hace unos días. En opinión de MSF, ésta es importante porque visibiliza la crisis humanitaria que día a día viven cientos de miles de personas que atraviesan México. “Aplaudimos los gestos de solidaridad y somos conscientes de que otras instancias están dando asistencia en esta Caravana, por lo que preferimos no duplicar esfuerzos y concentrar nuestras energías en atender a los más vulnerables, brindando asistencia donde sea más necesario, un ejemplo de ello es la población que se encuentra en Nuevo Laredo”, concluyó María Hernández.
 
Desde el año 2012, la organización médico humanitaria atiende las afectaciones médicas y psicológicas de migrantes y refugiados a las que están expuestos miles de migrantes que año tras año se desplazan hacia los Estados Unidos; gracias al trabajo realizado a lo largo de la ruta migratoria, MSF es testigo de las consecuencias de la violencia extrema sufrida no sólo en sus países de origen sino también en territorio mexicano.
 
Desde el arranque del proyecto en 2012 hasta julio de 2018, los equipos de MSF han brindado 43,651 consultas médicas y 8,632 de salud mental en 13 puntos de atención en México adaptándose a sus necesidades. MSF ha trabajado en otros puntos de la ruta en los estados de: Oaxaca, Chiapas, Hidalgo, Estado de México, San Luis Potosí, Guanajuato, Jalisco y en la Ciudad de México.
 
Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización médico-humanitaria internacional que aporta su ayuda a personas en situación de alta vulnerabilidad, sin discriminación por raza, religión o ideología política; siguiendo los principios fundamentales de independencia, neutralidad e imparcialidad, además del respeto a la ética médica.
 
MSF cuenta con 485 proyectos de acción médica en más de 72 países. En México, tiene presencia desde 1985. Actualmente tiene proyectos médicos humanitarios en los estados de Tamaulipas, Guerrero, Tabasco, Veracruz y en la Ciudad de México.
 

LEER MÁS

 

Entradas relacionadas