07.11.2019
Sana’a /7 de noviembre de 2019.- Un hospital gestionado por Médicos Sin Fronteras (MSF) en Mocha, suroeste de Yemen, fue parcialmente destruido el miércoles 6 de noviembre por la noche, cuando un ataque aéreo golpeó los edificios circundantes, entre los que se encontraba un almacén militar.
 
Al momento del ataque, alrededor de 30 pacientes y 35 empleados se encontraban en el hospital. Afortunadamente, no se reportaron víctimas entre ellos. Todos fueron evacuados rápidamente. La mayoría de los pacientes estables pudieron abandonar el área por su cuenta, mientras que algunos pacientes críticos, incluidos dos recién nacidos, fueron transferidos por equipos de MSF a otro hospital en Mocha.
 
El hospital de MSF quedó severamente dañado por las explosiones y el incendio que siguieron al ataque aéreo que golpeó un almacén militar cercano. La farmacia fue quemada y los edificios de oficinas fueron destruidos, y aún no se han evaluado los daños en algunos edificios técnicos, como el que alberga el generador de energía. Las ventanas de las salas del hospital quedaron destrozadas por la fuerza de las explosiones.
 
Las actividades médicas en el hospital están suspendidas actualmente y una parte del equipo médico se trasladará a Adén. Debido al riesgo de que haya dispositivos sin detonar en el sitio, será necesario realizar actividades de desminado antes de que pueda reiniciarse cualquier actividad.
 
La ubicación del hospital se había comunicado previamente a todas las partes en conflicto y a las autoridades, y era conocida por todas las partes en conflicto en el área desde que el hospital abrió sus puertas en 2018. MSF recuerda una vez más que todas las partes en conflicto deben tomar de manera proactiva todas las medidas necesarias para evitar dañar las instalaciones médicas.
 
Fue una suerte que ningún paciente ni integrante de nuestro personal resultara afectado en este ataque; podría haber sido una carnicería”, asevera Caroline Seguin, coordinadora de los proyectos de MSF en Yemen. "Como el hospital actualmente está fuera de servicio, las personas en la zona carecen de una atención médica muy necesaria, que a menudo salva vidas".
 
MSF abrió el hospital en Mocha en agosto de 2018 para brindar atención quirúrgica de emergencia a pacientes con lesiones relacionadas con el conflicto, y proporcionar tratamiento a otras emergencias quirúrgicas, como cesáreas para partos complicados.
 
El hospital de 35 camas es el único hospital civil gratuito que brinda estos servicios en esta área. Desde que comenzó el año, un total de 1,787 pacientes fueron admitidos al hospital; y se realizaron 2,476 procedimientos quirúrgicos, incluyendo 201 cesáreas.
 
MSF está en Yemen desde 1986. Nuestros equipos trabajan actualmente en 12 hospitales y brindan apoyo a más de 20 instalaciones médicas ubicadas a lo largo de 11 gobernaciones: Abyan, Adén, Amran, Hajjah, Hodeidah, Ibb, Lahj, Saada, Sanaa, Shabwah y Taiz.